Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga SmartBank
Girona Girona GIR

-

Lugo Lugo LUG

-

Liga Endesa ACB
Monbus Obradoiro OBR

-

Coosur Real Betis BET

-

Movistar Estudiantes EST

-

Casademont Zaragoza ZAR

-

Kirolbet Baskonia BAS

-

Joventut Badalona JOV

-

Liga Holandesa
Vitesse Vitesse VIT

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Groningen Groningen GRO

-

Utrecht Utrecht UTR

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

Heracles Heracles HCL

-

SEVLLA-LEVANTE

"Vuelvo a casa con la idea clara de que mi equipo es el Levante"

Una amigdalitis puso en jaque su participación. Pero Campaña, sevillista de cuna, sólo se perdería el encuentro por causa mayor. El Sevilla vino a por él y lo cuenta para AS.

José Campaña posa para el Diario AS en la Ciudad Deportiva del Levante.
DAVID GONZÁLEZ DIARIO AS

Una amigdalitis puso en jaque su participación. Pero José Campaña (Sevilla, 1993), sevillista de cuna, sólo se perdería este encuentro por causa mayor. El jugador forjado en Nervión regresa al Sánchez Pizjuán, donde debutó con 18 años, pero contra camiseta, la del Levante, pese a que este verano hubo contactos para repatriar al canterano. Él, asegura, luchará por rascar lo máximo posible de 'su' casa.

Lo primero, ¿cómo está?

Bien. Yo creo que después de un inicio de temporada complicado a nivel personal porque no terminaba de encontrarme, no terminaba de tener esa confianza con la que terminé la temporada pasada pues lo pasaba algo regular al final de los partidos. Pero bueno, poco a poco, he ido cogiendo esa confianza y a día de hoy estoy mucho mejor que al principio y la verdad que contento por ese progreso.

Es muy exigente consigo mismo, consciente del nivel que tiene imagino.

Sí, yo siempre lo he dicho. Soy un jugador que me exijo siempre al máximo y en cada partido he salido con sensaciones muy distintas a las que han tenido familiares, amigos o conocidos que han tenido ellos. Para nada de acuerdo con la suya. Pero si uno quiere ser mejor, si quiere seguir mejorando y llegar a su mejor nivel se tiene que exigir.

Y ahora viene la competición tras el parón, ¿trata de refrescar la mente?

Intento una vez termina el trabajo desconectar de ello. Principalmente con mi novia que es con la que estoy día a día, afrontando esos enfados, también con amigos, familiares, en este caso están lejos y ellos intentan que desconecte un poco de lo que es el trabajo. En los parones uno toma contacto con los familiares, aprovecha para viajar, hacer algo diferente con su pareja. Son momentos que desconecto, trato de no pensar en fútbol, aunque siempre tienes en la cabeza que hay que ir mejorando, que ya son ocho jornadas las que van y esto empieza a apretarse y no se puede dejar pasar más. Cómo he dicho, a principio de temporada me ha costado, pero ahora la verdad que gracias a esas personas, a ese círculo, que siempre me ha ayudado, intento resetear para seguir mejorando y seguir creciendo.

¿Cómo está el equipo?

El equipo está en una buena situación, bueno, estamos en mitad de tabla con 11 puntos, yo creo que con un poco de suerte si se gana en Sevilla, que obviamente es complicado porque es un campo difícil, es un equipo muy complicado pero el equipo además de sumar de tres, dependiendo de lo que hagan los rivales, alcancaríamos puestos europeos. Yo te hablo más de lo personal, totalmente diferente a las sensaciones del equipo, yo creo que se ha hecho una buena plantilla, se han hecho muy buenos fichajes, jugadores que el año pasado no tuvieron buen comienzo y este año han comenzado bien desde el principio y el equipo tiene buenas sensaciones. Yo creo que está siendo totalmente diferente a lo del año pasado.

Vuelve la competición y vuelves a Sevilla.

Siempre es especial volver a tu casa, volver a tu ciudad, al equipo que te hizo crecer, tanto personal como profesionalmente, por volver a jugar en ese estadio que para mí es muy grande, para mí y para el resto del mundo, es uno de los estadios más grandes y más bonitos, con esa afición que tiene, y también por volver a jugar frente a familiares y amigos.

Retorno al Sánchez Pizjuán ya como un hombre.

Sí, debuté siendo muy joven, con 18 años, de esa época tengo recuerdos bueno como no tan buenos. Pero vuelvo a casa siendo otro Campaña, vistiendo otra camiseta; va a ser agradable porque vuelvo a casa, pero con la idea clara de que mi equipo es el Levante y voy a darlo todo para sacar los máximos puntos posibles.

¿Cree que el verano puede haber afectado en su rendimiento? (El Sevilla vino a por él).

No, para nada. Desde que se me ofreció la renovación y renové, obviamente se hizo con una intención y el club tenía una intención de intentar retenerme por lo menos un año más. Obviamente firmé cuatro y cumpliré el contrato como se debe a no ser que haya otra cosa que diga lo contrario. Pero no tiene nada que ver. Aunque yo de primera hora, aunque hubiesen esos contactos que sí que son ciertos, porque mi representante me tenía al tanto, como veía en prensa y como el presi reconoció, que sí que hubo contactos. Yo tenía claro que esa renovación era para continuar aquí y en el caso de tener que salir siempre estaría agradecido al club. Pero sino pasaba, como así fue, yo tenía claro que volvía con la misma ilusión que siempre he tenido en estos cuatro años que llevo ya. Siempre he vuelto con la ilusión del primer día de trabajar, seguir mejorando y seguir aprendiendo del cuerpo técnico y mis compañeros.

La renovación fue una apuesta fuerte por ambas partes.

Sí, obviamente que el club apostó por mí cuando mi situación, a pesar de hacer un buen año en Alcorcón, era un poco irregular. Venía de dar vueltas por muchos países, muchos equipos donde no había encontrado esa estabilidad. El club apostó por mí, me dio esa estabilidad y yo se lo tenía que devolver de alguna manera. Se la he devuelto durante estos tres años atrás dándolo todo por este escudo y por este club en cada partido y en cada entrenamiento y con esta renovación me hizo ver que me tenían como un hombre importante. La mejor manera de agradecerlo era con la renovación a pesar de lo que luego pudiese llegar.

El Levante es un equipo, no obstante, que necesita vender.

Yo siento que hice una renovación por cuatro temporadas, hasta el 2023, y que como todo contrato, salvo que no se diga lo contrario, o no lleguen ofertas o no lleguen a un acuerdo entre clubes interesados, tendré que cumplirlo. Y yo pienso solamente en el Levante ahora mismo. No tengo otro pensamiento en la cabeza más que ayudar a mis compañeros, ayudar al equipo y a este club a estar lo más alto posible.

¿A qué nivel se ve jugando en los próximos años?

No te puedo dar una respuesta en concreto a eso. Te puedo dar una respuesta conforme a la realidad y la realidad es que tengo contrato aquí, no sé qué pasará el año que viene. Pueden pasar muchas cosas, pero no te puedo dar una respuesta concreta a dónde me pueda llegar a ver. Obviamente yo me quiero ver en lo más alto y quiero llegar a lo más alto y para eso uno desde pequeño empieza a trabajar y luchar por sus sueños. Que al final es ser jugador profesional, y a pesar de pasar por lo que he pasado en estos años de no cuajar en ninguno de los equipos, pues yo creo eso son experiencias que uno tiene que recoger para hacerle más fuerte y obviamente para mejorar y llegar al nivel más alto.

¿Qué hacía un jugador como usted en Segunda?, ¿buscaba un paso atrás para tratar de dar dos al frente?

A esa pregunta me dio respuesta mi año en Oporto. Ese verano yo firmo por la Sampdoria y ahí me comentan que el club no contaba conmigo y que no iba a tener minutos y la única cesión que salió fue esa, la del Oporto. También porque estaba Julen (Lopetegui) allí en Porto. Yo era consciente del club al que iba, era consciente de la situación en la que iba y no iba a ser fácil. Al final fui allí y me encontré con lo que ya sabía. Iba a un gran equipo, de Europa, con grandísimos jugadores y que iba a ser difícil. Y así fue. Entonces eso me hizo recapacitar y pensar en seguir dando vueltas por equipos de Primera División, fuese LaLiga o en otra liga, que podría haber seguido dando vueltas por las primeras divisiones de cada liga, o dar un pasito atrás, jugar un año en Segunda, o los años que fuesen, y volver a sentirem futbolista. Volver a confiar en mí, volver a encontrarme con el fútbol y sentirme profesional. Y gracias al Alcorcón y gracias a Muñiz, que en ese momento estaba allí y apostó por mí, tuve la suerte de que salió un buen año, jugué todo, hice goles, di asistencias... salió un muy buen año. Al año siguiente yo volví a Italia y ahí me comunican, luego me lo confirma él mismo, que el entrenador me había estado siguiendo durante el año y me comentan que cuento para él, que quiere que me quede, que iba a jugar. Además en la posición que me gusta que es de interior, de adelantado, pero yo tenía las ideas muy claras, quería volver a España. Quería seguir con la misma confianza que tuve en el Alcorcón y seguir creciendo pero en España ya y no me dio pereza volver a Segunda. Me llamó el Levante, confiaron en mí y me plantearon un bonito proyecto y lo acepté porque sabía que iba a ser bueno para mí. Sabía que después de lo que me habían presentado sería un cambio muy importante en mi carrera.

Julen Lopetegui, selección, Oporto...

Coincidí con él en categorías inferiores de la selección. Él confió en mí porque siempre fue uno de sus capitanes. El hecho de después de estar lesionado en Sevilla, que me rompí el quinto metatarsiano, él me dio esa tranquilidad de que si llegaba y estaba a buen nivel me esperaría para el Mundial. Lo hizo. Pero eran tiempos muy diferentes tanto eso como en la etapa en el Oporto. Al Oporto llego en otra situación, sin hacer pretemporada, llego sin jugar y sin estar asentado en ningún club, llego a última hora cedido porque en mi club no cuentan conmigo, llego a un gran equipo, con muy buenos jugadores... Él tiene una charla conmigo cuando yo llego y al final sí que en los entrenos actuaba un poco como comodín. Pero un jugador en esos momentos no asimila o no es consciente de la situación porque lo que quiere es jugar, pero conforme pasan los años, maduras y piensas, eres consciente que al final tienes que entenderlo. Es una putada para tí pero bueno, al final tomé hasta la decisión de jugar también con el filial del Oporto para no estar parado, para tener minutos y ese ritmo de partidos, que no es el mismo que el de los entrenamientos. Y al final es lo que a mi me hace pensar y decir 'o doy un paso atrás o mi carrera aquí se estanca'. Y, en cierta manera, a día de hoy, también gracias a él, me hizo tomar esa decisión y pensar de diferente manera.

¿Qué le dice la figura de Paco López?

Desde el primer día que llegó y nos inculcó su forma de afrontar los partidos es un entrenador que me gusta bastante. No porque juegue, sino por la idea que él tiene de ir a buscar a los rivales, de intentar pisar área contraria lo máximo posible, de ser atrevidos, ser ofensivos... y de ser un entrenador que le guste el balón y el trato por la pelota. Yo siempre he tenido muy buenas referencias de él desde que llegó y, al fin y al cabo, desde que subió al primer equipo siempre me ha dado su confianza.

Posición: inicios de 6, consagración de 8.

Bueno, yo creo que al final a mí siempre me ha gustado ser un jugador más adelantado, conectar con los delanteros, llegar al área, disparar, hacer goles... Siempre fui un jugador de hacer goles, de dar asistencias, pero al llegar a la selección sí que es cierto que casi siempre jugaba más de 6; aunque sabían que me gustaba jugar más de 8 o de 10, de ese jugador interior, para estar más cerca del área. Pero yo siempre trato de rendir donde me pongan. El año pasado, sin ir más lejos, tuve que estar todo el año jugando de pivote, de 6, aunque mi iniciativa siempre es tirar para adelante. Es una posición en la misma zona pero con diferentes objetivos tácticos. A día de hoy vuelvo a estar en mi posición, siendo un jugador como cuando era pequeño, más ofensivo. Incluso jugando en la izquierda. Al final me gusta tener esa libertad a la hora de atacar, no me gusta estar posicionado siempre en el mismo sitio. Soy un jugador que aunque no sea rápido sí que me gusta tener esa movilidad entre líneas, en zona de tres cuartos y la verdad que estoy contento de volver a encontrarme en esa posición.

El salto de calidad ha llegado sobre todo en el aspecto físico.

Es algo que he ido cogiendo poco a poco, con experiencia y trabajo. Si algo decían que me faltaba era el tema físico. La calidad la tenía pero en el físico necesitaba mucho más trabajo. Entonces es algo que cuando uno va madurando, creciendo y mejorando, lo mejora y lo gana y a día de hoy no soy un jugador rápido pero que puedo competir los 90 minutos a buen ritmo y la verdad que estoy muy contento de haber cogido esa mejora.

La mejora física le ha llevado a ser un jugador muy fiable, de 38 jornadas.

Sí, incluso yo me sorprendo porque aquí nos hacen pruebas para saber cómo estamos físicamente, especialmente después de un partido. Y me salen número que dicen que recupero muy bien, que a pesar del esfuerzo soy un jugador que a los pocos días vuelve a estar bien para volver a competir y eso es una cosa que se trabaja y con la madurez y el paso de los años se va ganando. La verdad que estoy bastante contento porque era algo de lo que siempre me han dicho que carecía, que era del físico.

¿Cómo ha vivido el vestuario lo de Dwamena?

Es jodido, porque yo creo que, obviamente no se le desea a nadie, pero por su manera de ser, por lo buena persona que es y lo que trabaja, es el jugador que menos se lo merecía. Pero eso no lo elige nadie. En este caso le ha tocado a él. Hemos vivido aquí justo, en España, casos que han terminado en tragedia y yo creo que eso a día de hoy lo tienen muy controlado y al final hay que ver más allá de lo que es la vida profesional. Hay que ver por tu salud, por tu vida y si es un riesgo seguir haciendo deporte, es una pena que se tenga que retirar tan joven o que tenga que dejar de hacer ejercicio tan joven, y con la proyección que él tenía, pero yo creo que uno tiene que mirar primero por su salud.