En busca de la identidad perdida
En busca de la identidad perdida

MANCHESTER UNITED

En busca de la identidad perdida

Harry Maguire, el central más caro de la historia, llega para liderar la defensa mancuniana y para meter al equipo en Champions. Wan-Bisaka y Daniel James, las otras dos caras nuevas.

El Manchester United volvió a tropezar en la Premier al quedarse fuera de los cuatro primeros puestos, esos que llevan a disputar la Champions League. Una situación que empieza a ser habitual en Old Trafford, ya que solamente se han clasificado de manera directa dos temporadas de las últimas seis desde que se fuera Sir Alex Ferguson en 2013. El objetivo para este año será encontrar su identidad, es decir, su grandeza y dar ese salto que le falta al club para consolidarse entre los favoritos a ganar la Premier League.

En estos seis años sin Ferguson, en el banquillo de los Diablos Rojos hemos visto pasar a varios entrenadores de talla mundial como Louis Van Gaal o José Mourinho. Sin embargo, ninguno logró traer esa aura que desprendía el equipo con el técnico escocés. Esta temporada veremos Ole Gunnar Solskjær dirigir al equipo desde la banda del Teatro de los Sueños. El entrenador noruego sustituyó a Mourinho en el pasado mes de diciembre y lo hizo como técnico interino, pero se ganó su continuidad a base de buenos resultados. El equipo cuenta con jugadores de talla mundial en todas sus líneas y este verano han llegado tres incorporaciones nuevas: Aaron Wan-Bissaka, del Crystal Palace, Daniel James, del Swansea, y Harry Maguire, del Leciester. En la portería seguirá David de Gea, que pasará a ser el portero mejor pagado de toda Europa. Lindelof y Maguire se postulan como la pareja de centrales titular aunque podría variar Lindelof por Lindelof. Wan Bissaka y Luke Shaw, los laterales. El centro del campo estará Matic junto a Pogba, Daniel James y Martial, abiertos a las bandas. Por detrás de la media luna área estará Lingard y por delante, de nueve, Rashford.

El verano del Manchester United ha sido muy tranquilo en las primeras semanas de mercado porque llegaron muy pronto Wan-Bissaka y Daniel James. Sin embargo, el club mancuniano anunció a tres días del fin de mercado, al menos en la Premier League, el fichaje de Harry Maguire. El jugador ingles del Leicester se ha convertido en el central más caro de la historia del fútbol, superando a Virgil Van Dijk. Una incorporación necesaria para dar ese salto que necesitaba el equipo en la zaga y, a la vez, ganar un líder dentro del vestuario. También se han vivido varios rumores relacionados con varios jugadores de la plantilla, todas las informaciones giraron alrededor de su mejor jugador, Paul Pogba, y su salida al Real Madrid. También con Lukaku que al final firmó el último día de mercado por el Inter de Milán. El delantero belga fue perdiendo protagonismo por la explosión de Rashford como nueve del equipo. Finalmente, Solskjær mantiene gran parte de la base de la temporada anterior y el objetivo no será otro que el de meterse en Champions.

Altas: Aaron Wan-Bissaka (55M€ - Crystal Palace), Harry Maguire (87M€-Leicester), Daniel James (17M€ - Swansea City).

Bajas: James Wilson (Aberdeen), Antonio Valencia (LDU Quito), Ander Herera (PSG) y Lukaku (Inter de Milan).

Estrella: Paul Pogba

Ampliar

Paul Pogba, con la camiseta del Manchester United.

La figura más importante dentro y fuera del campo es Paul Pogba. El francés tiene unas características que le hacen ser un jugador determinante cuando se acerca al área rival. Físico, rápido, inteligente, agresivo, ágil y un fuerte disparo, estas son algunas las mejores armas del francés. Sin embargo, es capaz de demostrar una cara negativa en ciertos tramos de temporada que perjudican negativamente a sus compañeros. Un claro ejemplo lo vimos la temporada pasada, una primera vuelta horrible que cambió con la llegada de Solskjær. El día y la noche. Sus números en el Manchester United son: 31 goles y 29 asistencias en 142 partidos. Incluidos los de su primera etapa. El curso pasado logró su mejor marca con 13 tantos y 9 pases de gol, la mayoría logrados en la segunda vuelta. Pogba es el rey y la estrella de Manchester.

Entrenador: Ole Gunnar Solskjær

Ampliar

Ole Gunnar Solskjaer, entrenador del Manchester United.

El club necesitaba una cara conocida y querida por la afición para aceptar el cambio de entrenador. Se fue José Mourinho y llegó Ole Gunnar Solskjær. El noruego pasó a la historia del club con su gol en la famosa final de la Champions League ante el Bayern de Múnich de 1992. La decisión del club fue un acierto porque los resultados positivos llegaron con una racha de ocho victorias seguidas. El Burnley frenó la excelsa racha del Manchester United, pero Solskjær ya se había ganado la admiración como entrenador de los feligreses que acudían cada fin de semana a Old Trafford.

Ole Gunnar Solskjær iniciará por primera vez la temporada en el banquillo con el fin de meter al equipo en Champions. Además, se luchará por una de las dos Copas de Inglaterra o incluso por levantar la Europa League. El entrenador es consciente que está por debajo del Manchester City y el Liverpool, por eso se enfrentará con el resto de equipos del Top-6 por la tercera y cuarta plaza de la Premier. En cuanto a su juego, el Manchester United defiende en bloque para salir a la contra con sus rápidos laterales y sus centrocampistas más veloces, Martial y Lingard son dos puñales por la banda. Pogba es el eje de todo el juego porque su libertad en zona de ataque permite romper las defensas rivales.

El técnico usa un 4-2-3-1 aunque también apuesta con frecuencia por el 4-3-3, esta última depende de si no tiene lesiones en la plantilla. Los laterales serán dos atletas, Luke Shaw y Wan-Bissaka son rapidísimos. La salida de Ander Herrera dará más protagonismo a McTominay. Si Solskjær logra recuperar al Alexis del Arsenal, lo más seguro que le veamos por la banda. Y la delantera ya tiene dueño, Rashford.

Ampliar

Back to top