Competición
  • Clasificación Eurocopa

REAL MADRID

El presidente del Benfica viaja a Madrid para fichar a Keylor

Luis Filipe Vieira aprovechó su viaje para cerrar el traspaso de Raúl de Tomás y se interesó por la situación del guardameta costarricense. El club blanco le dio una respuesta.

Según el diario portugués A Bola, el presidente del Benfica, Luis Filipe Vieira, ha aprovechado su viaje a la capital española para cerrar el traspaso de Raúl de Tomás. Además llegar a un acuerdo por el delantero (aún no hay nada oficial), preguntó por la situación de Keylor Navas. Tanto el Oporto como el Benfica estaban interesados en el guardameta costarricense de 32 años. El primer equipo le tanteó por si finalmente Iker Casillas decide poner fin a su carrera, mientras que para el club lisboeta se ha convertido en una prioridad.

Precisamente es experiencia lo que necesita el Benfica, ya que desde la salida de Ederson Moraes se han reforzado con porteros muy jóvenes que han cumplido pero que no terminan de convencer. El titular es Odysseas Vlachodimos, el alemán por el cual pagaron al Panathinaikos 2,5 millones de euros. Tiene 25 años y es el mayor de todos los guardametas disponibles. Después estarían los prometedores Ivan Zlobin (22) y Mile Svilar (19). El ruso y el serbio tienen un gran futuro por delante, pero el Benfica todavía no considera que estén listos, al igual que Bruno Varela (24), que ha estado cedido esta temporada en el Ajax y debe volver.

Keylor Navas sería un portero de garantías que llegaría para ser titular. Con la incógnita en el aire de quién será el portero escogido por Zidane para defender habitualmente la meta del Real Madrid (puede pesar mucho el desembolso realizado por Thibau Courtois), el costarricense no tiene reparos en escuchar ofertas.

El Real Madrid le ha hecho saber a Luis Filipe Vieira que está dispuesto a vender al guardameta, pero a partir del mes de agosto. El problema serían las exigencias del futbolista, que le puso en su día dos condiciones al club blanco: marcharse gratis y cobrar siete millones de euros. En la capital española no están dispuestos a dejarle salir a cambio de nada y por otra parte, será muy difícil que el Benfica pueda asumir una ficha tan alta salvo que ambos clubes llegasen a un entendimiento.