Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

REAL MADRID

Vinicius y Bale, damnificados por la llegada de Hazard al Madrid

El brasileño puede perder su sitio en la banda izquierda y el galés, que se resiste a salir, correría el riesgo de ir directamente a la grada.

Vinicius y Bale, con el Real Madrid.

El fichaje de Hazard es una realidad: el Real Madrid pagará 100 millones de euros fijos y otra cantidad según la consecución de objetivos para incorporar al extremo belga, que viene de triunfar durante siete años en el Chelsea y que acaba de ganar la Europa League, anotando dos goles y dando una asistencia en la final ante el Arsenal. Un refuerzo de primer nivel con el que el Madrid pretende enmendar su última temporada, desastrosa y que acabó a principios de marzo, con el equipo sin opciones en las tres competiciones con casi tres meses por delante.

Hazard aportará unas cuantas cosas al Madrid: gol (21 goles esta temporada), asistencias (17), desborde, polivalencia en ataque… Aunque su llegada, por fuerza mayor, genera desajustes entre los jugadores ya presentes en la plantilla. Dos son los principales damnificados: Vinicius y Bale. El brasileño puede jugar por ambos costados, pero su sitio natural es la izquierda y es por ese perfil por el que acostumbra a jugar Hazard casi siempre, por lo que Vinicius tendría que desplazarse a la derecha. Ahí también surge un problema: Asensio prefiere ese costado y da la sensación de que Zidane podría contentarle este año ante la multitud de alternativas que tiene en la izquierda. Y eso, contando con que el Madrid sólo juegue con un delantero y no con dos, pues con la firma de Jovic Zidane podría optar por que el serbio haga pareja con Benzema, perjudicando a la línea media.

En cualquier caso, si Vinicius no es titular (lo que no está nada claro; Zidane no ha mostrado especial predilección por el brasileño hasta el momento, de hecho parece que Brahim le agrada bastante más), tendrá lugar en el banquillo y sería uno de los principales relevos para cambiar los partidos en la segunda parte. Pero la llegada de Hazard desplaza definitivamente a Bale, que no cuenta pero que se ha atrincherado y se resiste a traer ofertas al club blanco. Su agente, Jonathan Barnett, sigue repitiendo que no se va a ningún lado (aunque también desliza que, si algún club le quiere, le debe pagar 19 millones limpios por temporada), pero la realidad es que con la llegada de Hazard el galés está condenado, probablemente, a acabar en la grada.

Isco, otro en riesgo

En menor medida, pero Isco también puede verse desplazado por la llegada de Hazard. Zidane ya avisó en rueda de Prensa, a pregunta de AS, que cambiará el sistema el curso que viene, por lo que es probable que el 4-3-3 deje de ser tan inamovible como ha venido siendo desde 2013. Zidane sopesa jugar con un 4-2-3-1 que arrope más al equipo en el medio y el belga es candidato a jugar en ese sistema por la izquierda… o en la mediapunta. Si llega el caso, Isco podría verse desplazado, pese a que Zidane ya le ha comunicado que cuenta con él. Esta opción cuenta con menos papeletas, pero no es ninguna quimera.