RACING

Las claves del resurgir del Racing: campeones del grupo II de 2ª B

Las claves del resurgir del Racing: campeones del grupo II de 2ª B

De los 80 equipos de Segunda B, el Racing es el que más puntos tiene (76), el que más partidos ha ganado (22) y el que menos ha perdido (3).

Roberto González

Uno de los padres fundadores de LaLiga, en la 28/29, y después de 44 temporadas en Primera y 34 en Segunda, la presencia del Racing en Segunda B es toda una anomalía, pero el proceso de saqueo que sufrió una institución nacida en 1913 y que tuvo mala suerte en el reparto de 'magnates' (Pitermán, Ali Syed) ha llevado a los de El Sardinero a penar las cuatro últimas temporadas en la categoría de bronce del fútbol español. Tras varios fracasos, el proyecto de la 18-19 pinta bien. De momento, los verdiblancos, que llevaban liderando el Grupo II con mano de hierro desde la 6ª jornada, han conseguido ser campeones con tres jornadas de adelanto y se han regalado un mes para preparar el playoff de ascenso. El auténtico objetivo. El único.

Hace justo un año el Racing firmó la peor temporada de su historia y acabó quinto, y fuera del playoff de ascenso. Aquello acabó con la dimisión del presidente, Manolo Higuera, la no revocación de Carlos Pouso, entonces entrenador, y una limpia descomunal en la plantilla, hasta el punto que solo cuatro jugadores, el portero Iván Crespo, el defensa Castañeda y los centrocampistas Quique Rivero y Sergio Ruiz siguen ahora mismo en el club.

Los máximos accionistas del club, los torrelaveguenses Alfredo Pérez y Pedro Ortiz, dueños del Grupo Pitma, un conglomerado de empresas que abarca desde telefonía a seguridad, tomaron las riendas como presidente y vicepresidente, respectivamente, se encargaron de dar estabilidad económica al club, que hoy paga al día a todo el mundo, y dieron carta blanca al director deportivo, Chuti Molina, para construir un equipo ganador. Para lo que se lleva en la categoría, sin límite económico.

Chuti Molina, que antes trabajó en el Elche, Betis y Murcia, entre otros, fichó a Iván Ania de entrenador, con currículo como jugador pero que apenas había pasado por los modestos Caudal y Villanovense como técnico de Segunda B, y con él hasta a 19 futbolistas, la mayoría con experiencia en categorías superiores. Jugadores como Jordi Figueras, Álvaro Cejudo y, desde enero, David Barral, que suman cientos de partidos en Primera, son la sensación en muchos de los modestos campos de la categoría donde les ha tocado jugar.

De los 80 equipos de los cuatro grupos de Segunda B, el Racing es el mejor en la mayoría de los apartados: el que más puntos tiene, 76, el que más partidos ha ganado, 22; el que menos ha perdido, 3; el que goles ha metido, 63; el tercero que menos goles ha encajado, 23... Un temporadón. Con todos estos números sobre la mesa, en El Sardinero no se engañan, tal y como ha repetido en numerosas ocasiones Iván Ania "solo vale ascender". El racinguismo, con 11.400 abonados en Segunda B, no aguanta más. Ya ha tenido bastante infierno con estas cuatro últimas temporadas.