Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

BARCELONA

El 'mosqueo' de Valverde con la lesión de Dembélé

El delantero notó un pequeño pinchazo en la zona posterior de su pierna izquierda cuando intentó evitar que el balón acabara fuera de banda.

Corría el minuto 86 del partido ante el Rayo Vallecano y el marcador reflejaba un 3-1 cuando Ousmane Dembélé recibía un balón adelantado por parte de Leo Messi. El delantero francés acababa de cambiar de banda tras la aparición de Malcom en el campo. Así pues Ousmane llegó como una bala por la banda izquierda, pero un mal control le obligó a hacer un esfuerzo para evitar que el balón saliera por la banda. Dembélé consiguió prácticamente al límite que el balón acabara como saque de portería, pero justo cuando dejó el esférico muerto en la misma línea notó un pequeño pinchazo en la parte posterior de su pierna izquierda. A partir de aquí bajó las revoluciones y esperó que el partido acabara.

En el vestuario comentó que había notado unas molestias y los médicos reaccionaron con rapidez, conscientes que se trataba de una zona muy delicada, ya que era la misma que se lesionó la temporada pasada y que le dejó más de cuatro meses fuera de los terrenos de juego. Las pruebas confirmaron que había una “pequeña elongación en el bíceps femoral de la pierna izquierda” y dejaban en el aire su presencia de cara al partido del miércoles ante el Lyon, aunque dentro del vestuario se mostraban muy pesimistas: “Llegaría muy justo, casi imposible”.

Cuando los médicos comunicaron a Valverde la lesión de Dembélé, el entrenador mostró su contrariedad y más aún cuando le explicaron que las molestias aparecieron en la jugada que intentó que el balón saliera fuera de banda. Y es que el técnico volvió a recordar aquel día en el estadio Coliseo Alfonso Pérez cuando el delantero francés se rompía el bíceps femoral al intentar evitar que el balón saliera con un taconazo. “Un jugador veterano nunca haría eso; tiene tiempo para aprender”, lamentó aquel día Valverde. Pues bien, un año y medio después de aquel incidente, Dembélé volvió a ejecutar una acción muy similar, sin la misma contundencia y con consecuencias mucho menores, pero en un momento totalmente inoportuno, ya que los blaugrana se juegan en tres días el ser o no ser en la Champions.

De ahí que Valverde mostrara su enfado ante este nuevo contratiempo que le obligará seguramente a modificar sus planes de cara al partido de este miércoles ante el Olympique de Lyon. Un encuentro que, salvo milagro, se perderá Ousmane Dembélé porque parece que aún no ha aprendido del todo la lección de lo que pasó en Getafe la temporada pasada.