Competición
  • Europa League
  • Euroliga

LALIGA SANTANDER | FICHAJES

Síntomas de recesión en el mercado de invierno

 Brahim Díaz, cerca de dejar el Manchester City para fichar por el Real Madrid.

Victoria Haydn

Man City via Getty Images

Los límites salariales frenan a los clubes para fichar en enero. Atlético de Madrid, Valencia, Espanyol y Eibar ya llegaron al tope.

Hoy se abre oficialmente el mercado de fichajes de invierno y lo hace marcado por una previsión de austeridad. Después de que el año pasado se alcanzara el récord de gasto con 288,2 millones (sólo Coutinho fueron 160), el mercado español puede entrar en recesión y bajar a niveles de los peores años de la crisis. De momento no asoma el fichaje de ninguna estrella mundial.

La razón principal de que no se esperen grandes fichajes es el tope salarial. Los clubes ven condicionado su límite de gasto por el Control Económico de LaLiga y, por ejemplo, Atlético, Valencia, Espanyol y Eibar llegaron al límite de su tope salarial y no pueden fichar. Al menos, no sin antes vender. Primero se cuadran cuentas y luego se gasta.

Que los clubes no tengan ánimo de fichar ahora se debe a que ya gastaron casi todo en agosto. El mercado de verano fue histórico, con 887 millones en compras y 801 en ventas.

La mayoría de los clubes que sí pueden fichar en realidad tienen poco margen, con una disponibilidad mínima de dinero. Sólo el Real Madrid podría elevar su límite de gasto sí lo desease (para fichar a Hazard, por ejemplo), pues en agosto provisionó voluntariamente 45 millones para la futura reforma del estadio Santiago Bernabéu. Ese dinero lo podría utilizar ahora. Si Florentino Pérez no cambia de criterio, el Madrid sólo fichará a Brahim (15M€), joven mediapunta de 19 años del Manchester City.

Los grandes clubes no van a tirar del carro en esta cuesta de enero. El Barça no tiene intención de moverse más de lo que ya ha hecho, que simplemente ha sido lograr la cesión del central Murillo, un remedio más que un refuerzo. Atlético y Valencia, si no venden, se quedarán como están.

Aparte de poco dinero, existe un gran temor a la novedad de este mercado invernal, pues se ha eliminado para las competiciones europeas la prohibición de que un jugador fichado en enero pueda actuar en una competición sí ya lo ha hecho esta temporada con otro club. Por ejemplo, si el Bayern fichase a Lucas, éste podría jugar la Champions aunque lo haya hecho ya con el Atlético.