Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

ATLÉTICO

Los capitanes hablaron con Lucas y la respuesta fue fría

La percepción es que el defensa está atado por terceros, aunque se sigue intentando que recapacite y decida por sí mismo. Godín, Koke, Griezmann y Juanfran charlaron con él.

El Metropolitano no le rogó ayer a Lucas que se quede. La afición conoce el interés del Bayern y la postura del futbolista ante una buena oferta, pero nadie quiso manchar el homenaje a Gabi ni restarle nada de protagonismo al excapitán. Lucas vivió el partido en un palco con Lemar y tampoco se le vio muy afectado. El club y Simeone han hablado con él, y en las horas previas al partido de ayer lo hicieron también los tres capitanes. Conscientes de lo que su marcha supone para la plantilla, Godín, Koke, Griezmann y Juanfran mantuvieron una reunión con él. Trataron, con mano izquierda, la situación y le hicieron llegar lo importante que es para ellos, lo importante que es para el Atlético que siga con ellos. La respuesta del jugador fue fría, la misma que en los últimos días.

La percepción que tienen tanto en el vestuario como en el club es que el jugador está atado por terceros, "inducido a aceptar con urgencia un traspaso", es lo que se repite dentro. Sobre todo porque pese a que se había adquirido con su agente y con el propio jugador un compromiso para seguir revisando su situación de aquí al final de la temporada, si su peso en el equipo seguía como hasta ahora, no se entiende, en primer lugar, por qué no le dijo la verdad a la cara a los responsables del club cuando le preguntaron.

En el Atlético se entiende que la filtración con tiempo de la noticia estaba encaminada a una respuesta por parte del club. Pero ahora que hablan, se percibe una alarmante urgencia porque, por ejemplo, el traspaso, de hacerse, se cierre ahora y no en junio. Es por eso que la maniobra apunta a que Lucas está en un callejón sin salida, sometido por terceros. Un cambio en las cantidades o en las comisiones para los intervinientes podía ser la causa, aunque eso entre en el terreno de la especulación, porque no hay, ni siquiera una oferta formal. Y el propio Bayern le negó la mayor al Atlético y lo sigue haciendo en sus apariciones públicas. Desde el Atlético no se pierde la esperanza, pero tampoco se engañan. La esperanza es que el jugador rompa esos vínculos y decida por sí mismo. Se va a hacer fuerza para que el jugador recapacite, pero hasta un límite. De no haber solución, la intención es defender legalmente los intereses hasta donde haga falta en un asunto con muchos detalles sombríos.