“Villar no ha metido la mano en caja, su único vicio es rezar”

FEDERACIÓN | JAVI CLEMENTE

“Villar no ha metido la mano en caja, su único vicio es rezar”

JAVIER CLEMENTE.

JUAN FLOR

DIARIO AS

El exseleccionador pagó la fianza (300.000 euros) de Padrón. En su primera entrevista tras su gesto explica sus razones.

¿Qué le parece el follón? Se ha liado una gorda...

Pues vamos a ver en qué queda todo esto cuando el juez termine la instrucción. Yo insisto en que ni de coña Villar ha metido la mano en el cajón. Otra cosa es que, por su forma de ser, Villar haya delegado y que otros se hayan podido aprovechar, que ya veremos si ha sido así o no.

¿Cómo es Villar?

Villar es un hombre austero, muy austero, que jugó doce años en el Athletic, no ni uno ni dos, y que algo ahorró. Además es metódico y religioso. ¡Pero si el único vicio que tiene Villar es rezar! No le veo metiendo mano en la caja. Ahora dicen que también tiene cosas con Hacienda. Bueno, como mucha gente. El que más y el que menos trata de pagar lo justo. Insisto, a ver en qué deja el juez todo este asunto.

¿Por qué se animó a pagar la fianza de Juan Padrón?

Porque es mi amigo y me salió del alma. Padrón pudo morir en la cárcel. Le dio un sofocón tremendo y menos mal que Gorka (el hijo de Villar, detenido el mismo día, el pasado 18 de julio) le movió, le cambió de postura y no sé qué le hizo pero reaccionó. ¿Pero se puede tener en un calabozo así, que era una sauna, a un hombre de ochenta años? Le tuvieron a ochenta grados y tuvo un bajonazo de tensión que casi se queda en el sitio. Pagué la fianza de Padrón por los años que pasamos juntos en la Selección, por lo mucho que me apoyó en esa etapa y por respeto y amistad. Para tener trescientos mil euros en el banco, pues se los dejo a mi amigo.

¿No tenía dinero Padrón para afrontar su fianza?

¡Pero si le incautaron todo lo que tenía!

¿Espera recuperarlos? Los trescientos mil, digo.

¡Hombre, ya me los devolverá cuando pueda! Porque esa es otra, le embargaron todas las cuentas. Y va él y le llevan a Soto. Encima su mujer, Enriqueta, que está muy delicada. Pues ¿qué podía hacer? Ayudarle de corazón, que fue lo que hice. Como él me ayudó a mí cuando lo necesité.

¿En qué le ayudó Padrón en su etapa en la Selección?

Pues en todo y desde el primer día. Cuando yo me hice cargo de la Selección en la Federación no había ni un duro, ni cuatro perras gordas. Tuvimos que darle a la cabeza, y convencimos a los jugadores para hacer publicidad. Un poco fuimos los pioneros de lo que se hace ahora, aunque ahora es todo distinto, más a lo bestia, más industrial. Pero nosotros hicimos lo nuestro, lo que pudimos, y pasamos de una situación de ruina a la estabilidad.

¿Ese fue el apoyo que le dio Padrón, con la publicidad?

Con eso y con otras muchas cosas, algunas muy delicadas. Por ejemplo cuando dije que la Selección tenía que ir por toda España, que no se podía quedar siempre en Sevilla. Eso fue tremendo. ¡Pero era necesario! Sevilla fue magnífica, y se volcó en los partidos decisivos como el que disputamos contra Dinamarca en el que nos clasificamos para el Mundial de Estados Unidos de 1994. Pero en otros encuentros el campo no se llenaba y teníamos que poner muñecos y pegatinas para que por la tele se viera otro aspecto. Por eso cambiamos y llevamos a España a otras ciudades. Y en ese tema, como en tantos otros, tuve la ayuda de Padrón. ¿Iba a dejarle solo ahora que él necesitaba mi ayuda? Más allá de las acusaciones, que habrá que probar, Padrón es mi amigo y le he tratado como tal.

En las escuchas de la UCO sale usted. Recuerdo una en concreto, en la que intercede por Larrea en un tema de un campo en Santander.

Sí, ya lo he visto... Bueno, yo a estos de las territoriales casi no conozco a ninguno. El caso concreto de lo de Santander es porque el presidente de allí, uno que creo que fue Guardia Civil, pide un dinero para arreglar un campo para la cantera y luego el campo era propiedad de un ayuntamiento y no de la Federación... Bueno, ¿y qué? Yo si estoy segurísimo de algo es que yo no me he llevado nada. Y los demás, lo dicho. Habrá que probarlo. De Larrea quiero añadir que lo está haciendo lo mejor que puede, y eso que no se lo están poniendo fácil. Larrea también es amigo de sus amigos.

¿Ha visto a Villar?

No le he visto desde que pasó todo, pero sí que he hablado con él. Se dijo que nos habíamos encontrado en Santo Domingo de la Calzada, pero cuando eso se publicó yo estaba en Mallorca, de vacaciones. El que si estuvo por La Rioja fue Gorka, pero su padre no. Ángel no ha salido de la Comunidad de Madrid.

¿Qué le ha dicho Villar cuando han charlado?

Pues está muy enfadado, pero mucho. Y también decepcionado con mucha gente. Pero ya le conocemos. Ángel se va a defender y no va a dejar que le atropellen. Claro que, por otra parte, ya sabemos que este tema le va a pasar factura. ¡Como nos la pasaría a todos! Va a estar tres años ahí, en boca de todo el mundo. Y si luego todo queda en nada ¿cómo le reparan? Esta es la faena.

¿Conoce el tema de Haití?

Pues me he tenido que enterar. Porque la primera vez que me dijeron no sabía si me hablaban de Tahití o de Haití o de qué me hablaban. Pero vamos a ver: Villar pasaba como mínimo ciento ochenta días al año en la FIFA y en la UEFA. ¿Iba a estar a lo de Haití? Eso no me lo creo. Estaría a lo superficial, pero los que llevaban la Federación eran otros. En la Federación, de toda la vida, el que es el puto amo es el secretario general. Tendrán que preguntar por esos asuntos a los que manejaban la Federación. Villar era el presidente, pero delegaba y confiaba. A Villar le quieren culpar de todo, pero lo van a tener que demostrar.

¿Le extraña que todo este lío no afecte a la Selección?

Los jugadores están a otra cosa, están a clasificarse para el Mundial de Rusia. Lo ideal sería tener todo controlado, pero en el fútbol eso no es posible. Tenemos buen equipo y bien encaminada la clasificación. Ahora, a ver si en los partidos de octubre, frente a Albania e Israel, rematamos la faena. Si entra la pelotita...

0 Comentarios

Normas Mostrar