El ‘frágil’ Espanyol todavía no encuentra su ubicación

ESPANYOL

El ‘frágil’ Espanyol todavía no encuentra su ubicación

El árbitro Gil Manzano le muestra una amarilla a Diop durante el derbi de Liga Santander entre el Barcelona y el Espanyol.

FERNANDO ZUERAS

DIARIO AS

Los jugadores blanquiazules son los más tarjeteados en estas primeras jornadas y los goles que han recibido han sido todos desde dentro del área.

El Espanyol ha recibido, en lo que se lleva de temporada, siete goles. No es el conjunto más goleado de Primera (lo es el Depor, con nueve tantos en contra), pero sí que todos los que ha recibido tienen un factor en común: han sido desde dentro del área. La falta de contundencia en los últimos metros está siendo clave y eso que el Espanyol de Quique Sánchez Flores no es el conjunto que más remates recibe desde dentro del área. Actualmente, Pau López ha tenido que hacer frente a 32 tiros. El Depor es el líder en esta tabla, con 35.

Pero esto tiene una explicación además de la falta de contundencia. Y tiene que ver con lo atrás que defiende el Espanyol. La línea defensiva no da oxígeno al portero y ello provoca que el rival gane efectivos a la hora de atacar, por lo que dificulta tanto la salida de balón desde atrás como la defensa de las acometidas. Ello es algo de lo que ya adoleció el conjunto de Quique Sánchez Flores en el inicio de la temporada pasada y parece que no se ha avanzado. Es cierto que uno de los dos centrales ha variado respecto al curso pasado, de Diego Reyes se ha pasado a Mario Hermoso y a Naldo.

Los rivales consideran que es relativamente fácil atacar al Espanyol y ganarle metros porque hay otro dato que denota que la zaga blanquiazul defiende muy atrás. Y no es otro, que el que en tres jornadas de Liga únicamente se han recibido nueve remates desde fuera del área. Y solo Getafe y Girona, con seis, han tenido que hacer frente a menos.

Consecuencia. Pero el hecho de lanzar la defensa tan atrás no es lo único negativo de este inicio liguero. Hay otro hecho que denota que el conjunto de Quique Sánchez Flores vuelve a estar en construcción y es el de las tarjetas amarillas recibidas. El técnico no escondió en la conferencia de prensa posterior al derbi ante el Barcelona que había jugadores que todavía no estaban en un nivel óptimo de forma y esto hace que en muchas disputas se llegue tarde al balón. La falta de organización de algunos jugadores tampoco ayuda, pero al fin y al cabo, el Espanyol vuelve a estar en lo más alto de la lista de equipos de Primera más tarjeteados. En tres jornadas ya han recibido 12.

Y lo preocupante no es que la media que lleva el equipo perico sea de cuatro por partido, sino por qué llegan. Ante el Barcelona recibieron cinco amarillas tras realizar un encuentro de guante blanco. No hubo entradas fuera de tono. Pero sí se llegaron tarde a muchas disputadas y de ahí el número de amonestaciones. Al final de la temporada pasada, el tema de las tarjetas parecía que se había logrado controlar esta hemorragia, pero vuelve a brotar. No será por las faltas cometidas porque tan solo suman 40, siete más que el Real Madrid (33), equipo que menos faltas ha cometido hasta la fecha. Las comparaciones son odiosas, pero el Getafe ha hecho 55 faltas y solo ha visto cinco amarillas.

Quique Sánchez Flores tiene faena. Volver a dar los pasos que ya se dieron el curso pasado. Toca atajar problemas.

0 Comentarios

Mostrar