Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
Casademont Zaragoza ZAR

-

Montakit Fuenlabrada FUE

-

Herbalife Gran Canaria CAN

-

Monbus Obradoiro OBR

-

UCAM Murcia MUR

-

Kirolbet Baskonia BAS

-

Valencia Basket VAL

-

Movistar Estudiantes EST

-

Premier League
Liga Holandesa
FC Emmen FC Emmen EMM

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

PSV PSV PSV

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Ajax Ajax AA

-

Heracles Heracles HCL

-

Utrecht Utrecht UTR

-

LA INTRAHISTORIA

Hoy se cumplen 60 años del ‘Partido de la nieve’

Es, sin lugar a dudas, el primer partido épico del Madrid en la Copa de Europa. 'El Partido de la nieve', un encuentro que enfrentó al Partizán con el conjunto madridista.

Es, sin lugar a dudas, el primer partido épico del Madrid en la Copa de Europa. Hoy se cumplen 60 años del Partido de la nieve, un encuentro que enfrentó al Partizán con el conjunto madridista por un puesto en las semifinales de la primera edición del torneo continental. El Madrid llevaba una renta amplia (4-0), pero en Belgrado fue otra cosa...

Durante la noche del 28 al 29 de enero una nevada sepultó la capital yugoslava. Bernabéu fue al campo con los jugadores. Éste estaba completamente lleno de nieve y placas de hielo.

Pero para Bernabéu no existían las negativas. Se giró y afirmó: “Hemos venido a jugar y lo haremos”. Y así fue. Mientras los madridistas se cambiaban, vieron a través de una ventana a un grupo de chicos que jugaban al fútbol sin problemas. Asombrados, se preguntaban cómo lo podían hacer. ¿Quiénes eran esos muchachos? Sus rivales...

Así, empezó el partido. Mientras los madridistas apenas podían mantenerse en pie, los balcánicos eran flechas sobre la nieve. El asedio fue constante, pero Juan Alonso estuvo soberbio todo el encuentro. Un tiro de Milutinovic abrió el marcador. Casi al final del primer tiempo, el árbitro, el suizo Guide, pitó penalti a favor de los blancos: Rial se resbaló en el momento de disparar y el balón se marchó desviado.

Alguien se fijó en que los yugoslavos se habían rociado las botas con gasóleo para mantener la verticalidad. En el descanso, los madridistas copiaron la idea, pero los yugoslavos siguieron apretando (marcaron dos goles más, disminuyendo la renta blanca a un solo tanto). Incluso Becerril se rompió un pie y siguió jugando sin enterarse de que se había fracturado...

Al final, los blancos, clasificados, recibieron un aluvión de bolas de nieve. Una de ellas impactó en el pecho de Villalonga, el técnico. Llevaba una piedra en su interior... La odisea había concluido. El Milán le esperaba en semifinales...