Síguenos

Buceo

TBT: La relación de 30 años de un buceador y un pez al que salvó la vida

La curiosa historia de un buceador japonés que tiene una relación con un Semicossyphus reticulatus como la que podría tener con un perro.

TBT: La relación de 30 años de un buceador y un pez al que salvó la vida
YouTube

Cada jueves nos gusta hacer un ThrowBack Thursday (#TBT) y repasar alguna historia curiosa, importante (o ambas) de los deportes de acción y aventura. En esta ocasión, la de un buceador llamado Hiroyuki Arakawa y un ejemplar de Semicossyphus reticulatus, quienes son grandes amigos.

La historia empieza en 1987, cuando el buceador realizaba tareas de mantenimiento en un santuario sintóista sumergido y vio a un pez en apuros. En sus propias palabras, le encontró "exhausto, sin ni tan siquiera poder buscar comida", así que le alimentó "con cinco cangrejos diarios durante diez días" y consiguió que mejorara. Le salvó.

Desde ese momento, Yorkio (así bautizaron al pez) mantiene una relación de amistad con Hiroyuki, que le visita por lo menos una vez al año en su casa, en la bahía de Tateyama (al este de Japón). Lo curioso del caso es que cuando le visita interactúan y juegan como si fuera una mascota. "Diría que nos entendemos de forma natural", confiesa el buceador.

El vídeo de su historia es un auténtico viral de YouTube. Decenas de millones de reproducciones lo acreditan. Y es que no todos los días se cuenta la historia de una relación de más de 30 años entre un buceador experto y un semicossyphus reticulatus, una especie que además es difícil de encontrar.