BeTech: noticias de tecnología

CONSEJOS

Qué puedes hacer si se te rompe la pantalla del smartphone, ¡no lo tires!

Qué puedes hacer si se te rompe la pantalla del smartphone, ¡no lo tires!

Se te ha fracturado la pantalla del terminal. ¿Lo vas a tirar? Antes, fíjate en estas opciones a elegir.

Cuando los móviles nacieron, la pantalla era poco más que un elemento secundario en el que mirar el número de teléfono, la cobertura, batería y poco más. Pero los displays fueron aumentando de tamaño de forma progresiva, y con la llegada del iPhone, la pantalla pasó a tener todo el protagonismo. Y con ello vino un problema bien gordo: la fragilidad. Antes, si un Nokia 3210 se te caía al suelo, comprobabas si no se había roto el mismo suelo. Ahora, con que tu nuevo smartphone se caiga desde una altura de 1 metro, ya estás jodido y su pantalla seguramente rota. ¿Qué hacer en este caso? Te proponemos varias opciones a seguir:

Aprovecha el seguro que pagas por él

Si el terminal aún está en garantía, la primera opción es llevarlo a la tienda / llamar al fabricante. Pero el problema aquí es que cada fabricante se cubre bien las espaldas y muchas veces las garantías cubren averías o problemas de origen, y no las que se hayan podido causar por algo como un golpe, o sea, si viene mal de fábrica y no que se nos haya caído por las escaleras o a la piscina. Acudir directamente al fabricante es saber que en el servicio técnico de la marca nos van a colocar piezas originales o sustituirlo por otro ya reparado, pero incluso bajo garantía el coste puede ser altísimo y a veces más caro que optar a hacernos con un nuevo teléfono.

Otra opción es recurrir al servicio técnico que algunas operadoras tienen, y que suele ser más económico que el del fabricante, sobre todo si tenemos un seguro contratado como el que suelen ofrecer cuando adquirimos el terminal, que nos garantiza un móvil de sustitución (no todas) y la reparación del nuestro.

Tiendas de reparación

Pero dado el incremento en los precios de los móviles y a los elevados costes de reparación también tenemos una tercera opción: Las tiendas third party, ya que si algo hay en todas las ciudades es alguien que se dedique a reparar teléfonos móviles, a modo personal, en una tienda de una cadena como The Phone House o a través de la Red como BeMovil, que te recoge el móvil en casa a través de una agencia de mensajería, lo repara y te da la garantía estándar de 6 meses que suelen darse en las reparaciones. Esta opción de repararlo fuera de las operadoras y el fabricante es algo que tiene cada vez más demanda dado que los precios de arreglo son más bajos, aunque es una opción te invalida en el acto la garantía si el terminal aún la tuviera. Por tanto tendrías que pensártelo, aunque una diferencia de 100 euros siempre es algo que decanta la balanza.

DIY o Véndelo

Hemos echado cuentas y vemos que nos sale caro. Y además tenemos un colega o el típico cuñado que lo hizo él mismo y le salió sólo por lo que le costó la pantalla, que en algunas webs se vende baratísima. El DIY o Hazlo tú mismo es cada vez una alternativa con más adeptos, pero ojo, que hay móviles y móviles, y a veces un Android o un iPhone requieren de cambiarles sólo el cristal y otras la pantalla completa. Es cierto que en Amazon o eBay puedes encontrarlas, pero a veces requieren herramientas que a lo mejor no tenemos y debemos comprar, y su índice de reparación puede ser tan complicado que si es la primera vez que lo intentamos, hagamos una carnicería tecnológica.

También es verdad que nadie nace sabiendo, pero antes de intentar algo así, revisa de arriba a abajo YouTube en busca de tutoriales y sigue los consejos de webs de expertos como iFixit, que te indicarán el grado de complejidad y éxito de la reparación. Y por último: haz cálculos y mira si no te sale más barato llevarlo a una tienda o al fabricante que hacerlo tú mismo. Otra idea es acudir a eBay, Wallapop y cia, pero no para buscar piezas, sino directamente para poner a la venta el terminal. Y sí, hay gente que compra móviles rotos y les saca partido, o bien reparándolos o usándolos para sacar piezas, igual que con los PCs, las consolas o las tablets.

Sácale partido a la rotura

¿Y si no tenemos dinero y/o medios para reparar la pantalla, ni tampoco queremos deshacernos del móvil? Hay casos en que el cristal de la pantalla puede estar fracturado, pero seguir funcionando y respondiendo a los toques con el dedo. En estos casos, si la fractura no es muy pronunciada y nos deja leer la pantalla con cierta facilidad, podemos comprar protectores de plástico o vidrio templado para proteger el display hasta que nos lo reparen o cambiemos de terminal, y seguir usando el teléfono. Y por descontado aconsejamos que le saquéis partido a la rotura y os lo toméis con humor igual que estos usuarios, instalando un fondo de pantalla para que la brecha se convierta en arte.

0 Comentarios

Mostrar