BeTech: noticias de tecnología

AMAZON

Amazon se queda sin repartidores particulares por Madrid Central

Amazon se queda sin repartidores particulares por Madrid Central

La idea de Jeff Bezos ha pinchado por la política del ayuntamiento con el centro de Madrid.

Comprar en Amazon es rápido, simple y nos lo traen a casa. Y hasta hay zonas de España como Madrid o Barcelona que tienen un reparto en 2 horas incluso. Y ahora que se acerca la Navidad es cuando la web de compras tiene más trabajo. De hecho, ya nos sale ese aviso en determinados artículos de “tu pedido es posible que llegue después de Navidad“, motivo por el que urge encontrar maneras de que todos los usuarios reciban lo más pronto posible sus pedidos. Medidas que en países como España han llevado a Amazon a tirar de los particulares.

Repartidores particulares

El día a día en los repartos de Amazon se hacen entre empresas de mensajería como SEUR, UPS, DHL o MRW, que se encargan de repartir un volumen determinado de todos los envíos a España. A su vez, los repartos de Amazon son tan masivos que se usan empresas de mensajería más pequeñas, e incluso han creado Amazon Flex, un servicio que emplea directamente a particulares para el reparto y que opera en Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla. Simplemente con tener un “turismo de tamaño medio”, cualquier ciudadano sin experiencia de repartidor puede inscribirse y, por 28 euros cada dos horas, convertirse en mensajero.

Por descontado, esta práctica ha sido denominada como Intrusismo laboral por las empresas de mensajería SEUR, UPS, DHL y MRW, logrando como leemos en Expansión que el Ministerio de Trabajo inspeccione a los particulares que trabajan para Amazon Flex. Pero además, estos no podrán hacer nada en una de las zonas de más repartos, el centro de Madrid, ya que la entrada en vigor de Madrid Central ha traído consigo una serie de restricciones que, si bien afectan a todas las empresas de reparto, tumban directamente a todo el servicio de Amazon FLEX en esta zona.

Madrid central tumba el plan de Amazon

Ocupando una zona de 500 hectáreas de gran valor simbólico, Madrid Central es, como su nombre indica, el centro de la capital del país. Y su entrada en vigor ha traído restricciones a los vehículos, incluyendo los de reparto de las citadas, SEUR, DHL, MRW o UPS. Ahora, el Ayuntamiento de Madrid obliga a que toda empresa de reparto se inscriba en el registro de Distribución Urbana de Mercancías o DUM, creado con entre otros fines el de evitar el intrusismo. Para entrar en Madrid Central hará falta el registro, y los vehículos de reparto tienen que portar los distintivos ambientales Ceo, ECO o C.

La patronal del sector ha conseguido que furgonetas y camiones de menos de 3.500kg sin distintivo puedan repartir hasta el 31 de diciembre de 2019; de más de 3.500kg hasta la misma fecha de 2022; y con distintivo B hasta 2024. Esta medida tumba directamente la posibilidad de que un repartidor particular de Amazon FLEX pueda acceder a Madrid Central, lo que ha supuesto una victoria para la patronal del sector UnoLogística. Eso sí, aún queda el resto de la ciudad y las otras tres ciudades de España en las que FLEX opera, aunque el centro de Madrid ya ha sido eliminado de Amazon FLEX.

A modo de curiosidad, Amazon podría haber sorteado este impedimento legal usando a los habitantes del centro de Madrid para que hicieran los repartos, ya que estos sí tienen permiso. Pero es una medida que de momento no ha llevado a cabo.

0 Comentarios

Mostrar