BeTech: noticias de tecnología

Estás leyendo

Skeye Pico, un dron manejable del tamaño de una moneda

DRONES

Skeye Pico, un dron manejable del tamaño de una moneda

skeye pico

Pilota este pequeño cuadrocóptero pensado para volar en cualquier espacio ya sea en el exterior o interiores.

Si eres un fan de la tecnología no debería faltar un dron en tu colección de gadgets de entretenimiento. Estas pequeñas aeronaves no tripuladas son un pasatiempo fantástico para disfrutar al aire libre de paso tomar alguna fotografía aérea que siempre alguien te pide. Sin embargo, la mayoría de estos aparatos solo se pueden utilizar en espacios exteriores y abiertos, donde hay menos riesgo de chocar contra un objeto.

Si lo que buscas es un aparato que vuele en cualquier parte, Skeye Pico es el dron más pequeño que puedes pilotar.

 

 

Apto para cualquier sitio

Cada vez que sale algún dron nuevo nos maravillamos con sus nuevas funciones. Mayor autonomía, dirección de vuelo con control de seguimiento, GPS para volver con su dueño… y así podríamos enumerar un sin fin de cualidades que los hacen únicos. La mayoría comparten que son dispositivos que solo puedes usar al aire libre, lo cual limita mucho su uso. Hasta los pilotos profesionales necesitan amplios espacios para entrenar, y cuando compiten en sitios cerrados no hay gente cerca.

Lo óptimo sería disponer de un dron con las características perfectas para divertirte donde quieras. Por suerte, existe Skeye Pico. Se trata de un cuadrocóptero muy sencillo. No tiene cámara, tampoco una gran batería (apenas 80mAh) ni tampoco GPS. Entonces, ¿Qué lo hace tan especial? La respuesta es sencilla: Su tamaño.

Skeye Pico mide 2.2 x 2.2 x 1.9 cm y pesa 70 gramos, las medidas perfectas para que tu casa se convierta en toda una zona de vuelo. Dispone de un giroscopio de seis ejes y dura volando unos 7 u 8 minutos a lo sumo, con una carga de media hora. Durante este tiempo lo único que tienes que hacer es darle un pequeño impulso vertical y el cuadrocóptero empezará a volar.

Gracias a su mando, que también sirve para guardar la aeronave, puedes controlarlo en un radio de 50 metros. El objetivo es utilizarlo única y exclusivamente para divertirte haciendo acrobacias. Con los datos de su peso y tamaño controlar un looping o hacer una espiral en horizontal no debería ser un problema. Además, cuenta con tres programas de control: iniciado, intermedio y avanzado para convertirte en todo un maestro de este pequeño dron.

 

Vuela tu dron donde quieras

Teniendo en cuenta todo lo que te hemos contado, Skeye Pico no es de los drones más caros del sector. Aunque le faltan algunas características interesantes cumple perfectamente con su función de divertirte durante un rato estés donde estés. Su precio alcanza los casi 40 euros.

0 Comentarios

Mostrar