BeTech: noticias de tecnología

Foodsniffer, el gadget para comprobar los alimentos frescos de la nevera

ALIMENTOS

Foodsniffer, el gadget para comprobar los alimentos frescos de la nevera

Foodsniffer, el gadget para comprobar los alimentos frescos de la nevera

Con este dispositivo se puede comprobar si la carne y el pescado están buenos aún.

Aunque no se tenga mucha idea de cocinar, todo el mundo sabe que los alimentos frescos pueden pasar sólo un tiempo determinado en la nevera antes de ser cocinados. Un pescado, unos muslos de pollo, unas costillas de cerdo o un bistec de vaca aguantan meses en el congelador, pero descongelados y en la nevera sólo duran unos días. Hay veces en que esto sucede y cuando los sacamos no tienen mal aspecto, pero se nos aparece la duda: ¿Estarán buenos aún? Gracias a la tecnología ya podemos remediar eso.

 

Foodsniffer, el gadget para comprobar los alimentos

Y es que no sólo de llevar varios en la nevera se nos puede haber puesto malo un trozo de salmón o un filete de vacuno, sino que el alimento en sí puede haberse contaminado de bacterias durante su procesamiento inicial en el matadero y planta de procesado, o bien por el transporte y posterior almacenamiento en un establecimiento, al exponerlo a altas temperaturas yendo en coche desde el supermercado a casa, o simplemente al descongelarlo en el microondas antes de cocinarlo, lo que aumenta en x4 la velocidad a la que puede ponerse malo.

La respuesta viene en forma de un curioso gadget llamado FOODSniffer, literalmente oledor de comida, el “primer dispositivo del mundo portátil que determina el grado de frescura de la carne, el pollo y el pescado crudos”. Y esto es lo que hace este curioso dispositivo con forma de desodorante pequeño y plano cuando se conecta a nuestro smartphone mediante su propia app. Basta con apuntarlo hacia el trozo de carne, pollo o pescado e iniciar la app en el móvil para que Foodsniffer mida los niveles de gases de la carne cruda, analizando y enviando los resultados al móvil, en cuya pantalla veremos el nivel de frescura del alimento y la seguridad en cuanto a consumirlo.

 

Pruebas Bio-orgánicas

El tipo de examen que hace el dispositivo es un “test bio-orgánico” que “olisquea” y prueba si la carne está en buen estado, dando el resultado de forma instantánea según el análisis de los gases y la composición de estos, que nos indican si el alimento crudo está aún sano para comerlo o debemos desecharlo para evitarnos una gastritis producida por los 100 componentes volátiles orgánicos emitidos por la carne y el pescado en descomposición. Si os interesa está ya a la venta por 130 dólares, aunque ahora mismo se encuentra rebajado a 90$ en la semana del Black Friday.

0 Comentarios

Mostrar