BeTech: noticias de tecnología

¿Por qué Windows se instala por defecto en C?

Software

¿Por qué Windows se instala por defecto en C?

¿Por qué Windows se instala por defecto en C?

Cuando enciendes por primera vez tu PC es muy probable que te encuentres con tu disco duro dividido en dos sectores: Uno de ellos dedicado en exclusiva al sistema operativo y el otro libre para instalar y guardar lo que necesites. Pero ¿Por qué Windows se instala aparte? Sigue leyendo y encontrarás la respuesta.

¿Por qué Windows se instala por defecto en C?. Esta es una de las grandes preguntas que seguramente te hagas al encender por primera vez tu ordenador. Al adquirirlo, generalmente compras un disco duro interno de una capacidad determinada (ahora disponer de un terabyte es el estándar habitual) pero es muy común tener la unidad dividida en dos particiones, y una de ellas está dedicada al sistema operativo

Volvemos al disquete

Los más jóvenes está acostumbrados a guardar sus archivos en un pendrive de 2 Gb en adelante, incluso los hay que no salen de casa sin un disco duro externeo de alta capacidad. Pero si les dices que hace unos 30 años todo se guardaba en disquetes que apenas llegaban al megabyte se llevan las manos a la cabeza. Precisamente este dispositivo de almacenamiento, abuelo del moderno USB, es el que tiene la culpa de colocar Windows en C.

Partición HD

Así está repartido el espacio en los discos duros: Una partición para el Sistema Operativo (C:), otro para datos (D:) y el resto siguen el orden alfabético.

La explicación es sencilla. El disquete era antes la única forma de mantener los datos a salvo y se dividían en dos tipos según su tamaño 5 1/4 ” y 3 1/2″. El ordenador los leía por Disco local A y B. Cuando llegaron los discos duros más potentes se integraron como parte de la máquina y recibieron el nombre de C, quedando obsoletas las dos anteriores.

Es más, si te das cuenta, siempre se va a seguir el orden en función de los dispositivos que instales en tu ordenador y será F, G, E y así sucesivamente.

Pon el nombre que quieras

Poner Windows en C es la configuración por defecto de algunos fabricantes aunque eso puede cambiar. Si dispones de permisos de administrados para acceder al equipo que controlas puedes cambiar la nomenclatura de cualquier dispositivo de almacenamiento interno o externo que tengas. Por otro lado también puedes cambiar el nombre de estos aparatos, una opción que por seguridad viene muy bien si se te pierde.

En algunos es posible también que seas tú el que quieras instalar el sistema operativo en tu PC. Una vez que tengas tu licencia de Windows, solo tienes que seguir los sencillos pasos que te indica el software durante la instalación y asignarle bien una partición en exclusiva de todo el espacio del disco duro o bien utilizar todo el espacio para instalar todos los programas de tu ordenador, una opción poco aconsejable ya que tu máquina rendirá menos y en caso de fallo puedes perder tus datos.

0 Comentarios

Mostrar