Hapoel Holon
77
FIN
88
Iberostar Tenerife

CHAMPIONS | 10ª JORNADA

El Iberostar gana en Israel y se asegura la primera plaza

Nico Brussino fue el protagonista del partido, después de un último cuarto sensacional. El argentino anotó cuatro triples en él.

El Iberostar Tenerife logró una trabajada victoria en Israel frente al Hapoel UNET Holon (77-88) y se aseguró, a falta de dos jornadas, el primer puesto del Grupo B de la Liga de Campeones FIBA.

El alero Nico Brussino se convirtió en el protagonista del partido, después de un último cuarto sensacional que permitió a su equipo darle la vuelta al marcador y mantener las diferencias hasta el final.

Y es que el encuentro fue muy intenso, igualado y con alternativas importantes en el marcador y con opciones de triunfo para cualquiera de los dos conjuntos.

El momento clave del choque estuvo en el minuto 23 de partido. Antes, el equipo israelí había endurecido el choque, un juego al que el conjunto español no estaba dispuesto a seguir. Solo fue cuestión de apretar en defensa y cambiar la dinámica de ataque y así fue cuando los tinerfeños empezaron a darle la vuelta al partido después de ir perdiendo por diez puntos.

El partido empezó bien para los hombres de Txus Vidorreta dominando los primeros instantes del choque (5-16), aunque el Hapoel Holón logró igualarlo antes de llegarse al primer descanso.

Fue en el segundo cuarto cuando el cuadro israelí empezó a crear problemas a la defensa tinerfeña, principalmente por la falta de intensidad. Atkins y Somhon, ayudados por la buena dirección de Reynolds, hizo que el equipo local le diera la vuelta al marcador y empezara a dominar el choque (23-21 y 28-25).

Al Iberostar Tenerife le costó volver al partido debido a la dura defensa local. Las protestas de Vidorreta a los colegiados no sirvieron para nada y el Holón se fue con ventaja al descanso (39-34).

El Holon empezó al tercer cuarto con la misma dinámica que los últimos instantes del segundo cuarto, anotando bien desde fuera y siendo muy duros, quizás en exceso, en defensa. Con 44-34 en el minuto 22, tras triple de Cline, alcanzaron los diez puntos de diferencia y un 47-34 que sería la máxima hasta el momento local tras un parcial de 8-0.

Fue el momento del cambio en el conjunto canario, técnica a San Miguel y cambio de bases en el cuadro insular. Junto a ello un cambio en el trabajo defensivo lo que supuso, no solo robar varios balones seguidos sino impedir lanzamientos cómodos del rival.

El Iberostar Tenerife se había metido de nuevo en el partido y a tres minutos para finalizar el tercer cuarto las diferencias se habían reducido a cinco puntos (51-46), a tres en el minuto 30 (56-53) y a ponerse un punto por delante a siete segundos para concluir el tercer cuarto donde empezaba a destacar Brussino y Ferrán Bassas.

El último cuarto fue muy intenso y con alternativas en el marcador, pero el Iberostar Tenerife, que jugó el último cuarto con su segundo equipo, estaba más fresco y entero en la cancha y tenían a un Nico Brussino que anotó cuatro triples en el segundo cuarto que resultaron decisivos para terminar ganando el encuentro.