As.com
Pisha, ¿de verdad llegan los chistes de Joaquín hasta Afganistán?

ASCOLOR | LaLiga en Kabul

Pisha, ¿de verdad llegan los chistes de Joaquín hasta Afganistán?

Las calles de Kabul cuentan con un mural con la imagen de Benzema, De Tomás, Chimy Ávila, Joaquín y Ünal para celebrar la reentrè de LaLiga tras el parón por la COVID-19.

A 700 metros del río Kabul, entre el hospital de la República y el Parque Zarnergar, en una zona donde están ubicadas las embajadas y edificios gubernamentales de la capital de Afganistán, aparece un mural de fútbol. Un grafitti con la imagen de Benzema (Real Madrid), De Tomás (Espanyol), Chimy Ávila (Osasuna), Joaquín (Betis) y Enes Ünal (Valladolid). #Backtowin se lee en inglés. Si tuviéramos que elegir una zona del mundo particularmente inestable antes de la pandemia por la COVID-19, Afganistán era una de ellas. Un país que lleva 40 años en guerra. En el norte se habla farsi/dari (el mismo idioma que en Irán y Tayikistán) y en el sur, pashto, de los Pashtuns, que es el mismo grupo étnico que en Pakistán. A finales de los 70, Afganistán era el destino de los hippies europeos hasta que llegó la invasión de la Unión Soviética, el caos de la Guerra Civil, el ascenso y la caída de los talibanes y la llegada de las tropas estadounidenses. Desde 2003, con la invasión del país norteamericano, los talibanes se reorganizaron a través de una red insurgente de perfil bajo, mientras que sus líderes se refugiaron en Pakistán bajo el cobijo económico del comercio del opio (la heroína, según informa la BBC, brinda 200 millones de dólares al año a los talibanes, que sirven para financiar también a grupos terroristas como el llamado Estado Islámico y Al Qaeda).

“Tenacidad y masacres en Afganistán: el camino de los talibanes para sobrevivir a Estados Unidos”, analiza el New York Times para explicar lo que sucedió del pasado 29 de febrero, el histórico acuerdo entre Estados Unidos y los talibanes, que contempla la retirada de las tropas extranjeras del país en 14 meses. La ‘nueva normalidad’ en Kabul, pese a la inestabilidad política, se percibe (o se intenta transmitir) con este tipo de murales, con usos y costumbres occidentales como el fútbol. Por supuesto, además del fútbol, hay otros grafitis en la ciudad con asuntos relacionados incluso en EEUU, como el tributo a George Floyd, o los refugiados afganos presuntamente disparados y quemados por la policía iraní. Pero posiblemente, el más icónico y por el que muchos afganos rezan para que termine trayendo la paz de verdad, es el mural que inmortaliza el estrechón de manos en Qatar entre el representante Especial de Estados Unidos para la Reconciliación de Afganistán, Zalmay Khalilzad, y el cofundador talibán, Mullah Abdul Ghani Baradar.

"El fútbol español desempeña un papel vital entre los afganos"

Omaid Sharifi

Afganistán registra 8.676 casos de coronavirus, pero las cifras podrían ser 10 veces más altas, ya que han realizado pocas pruebas en una población de casi 36 millones. El país tiene un sistema de salud precario y atraviesa una crisis económica (todavía no tienen medios ni pueden explotar las reservas naturales de hierro, cobre, cobalto, oro y metales industriales como el litio que descubrieron en 2010), donde el 36% de la población vive por debajo del umbral de pobreza. Pero bajo este panorama y un contexto dramático, ha logrado colarse el fútbol. Omaid Sharifi, cofundador de ArtLords, nos explica el cómo y el porqué de este mural: "El fútbol y especialmente el futbol español desempeña un papel vital entre los afganos y fue un verdadero privilegio trabajar en colaboración con LaLiga para dar vida a este proyecto y mostrar al mundo una pieza de arte afgana y nuestro rico trasfondo cultural e histórico. Esta obra de arte encarna el estilo arquitectónico de Afganistán durante la era Safavid con la famosa miniatura que rodea el balon y los jugadores de LaLiga. Kabul siempre ha sido una ciudad importante en la región a nivel comercial y cultural y estamos más que orgullosos de retratar esto a través del poder del fútbol y ser parte de la campaña #BackToWin de LaLiga”.

Del Buzkashi al fútbol

El Hospital Janhuriat se ubica a 200 metros del mural que LaLiga ha colocado en Kabul. Este centro sanitario sufrió en 2018 uno de los atentados más trágicos de los últimos tiempos, cuando unos talibanes se vistieron de personal sanitario para inmolarse y asesinar así a más de 100 personas. Parece ciencia ficción que hoy contemos que existe una imagen de cinco futbolistas en esa misma calle; tan inconcebible como las imágenes que dejaba el Hotel Internacional Kabul con mujeres en bikini en su piscina allá por 1970; tan inimaginable también como la realidad distópica que estamos viviendo en todo el mundo por la COVID-19. 

La estrategia de LaLiga por la internacionalización de la competición llega a cualquier rincón del mundo como este, fruto del acuerdo que firmaron el año pasado con Facebook para retransmitir de forma gratuita durante tres temporadas los partidos de LaLiga en Afganistán, India, Bangladés, Bután, Nepal, Maldivas, Sri Lanka y Pakistán. La Federación de Fútbol de Afganistán, por ejemplo, llegó a un millón de seguidores por Facebook. En lugar de estar hablando del Buzkashi, el deporte nacional del país que consiste en dos equipos de jinetes, en un campo de aproximadamente dos kilómetros de longitud, luchan por conducir el boz (una cabra sin cabeza ni extremidades) de un extremo del campo al otro; estamos hablando de cinco jugadores de LaLiga, como Mostafa Benzema (así es como le conocen allí y en Irán) y un ídolo también allí.

"El fútbol y el arte pueden reparar corazones y mentes, especialmente en un país como Afganistán"

Khais Rahmanie

Pero para la universalidad que entraña el Real Madrid, que un jugador del equipo blanco evangelice fronteras extranjeras no es ninguna novedad podría pensar Florentino. Sí lo es, por ejemplo, que la figura del verdiblanco Joaquín sea una referencia allí. Khais Rahmanie, Delegado de LaLiga para Asia Central, nos cuenta por qué decidieron hacer este tipo de apuesta en Kabul: “Creemos que el arte y el fútbol, especialmente, están jugando un papel vital para ayudar al mundo a recuperarse de la pandemia de COVID-19; en reparar corazones y mentes, especialmente en un país como Afganistán. Tener este increíble proyecto de arte urbano con ArtLords y LaLiga muestra nuestro compromiso y aprecio por nuestros queridos aficionados de todo el mundo, sin importar dónde viva”. Misión cumplida. El mural acabó a tiempo justo para la reentrè de LaLiga tras el parón del coronavirus. Hoy, por imposible que nos parezca, habrá algún afgano disfrutando de la magia del derbi sevillano. Ohú, Joaquín, te tienen idealizado y aún no te han escuchado ningún chiste en farsi...

Back to top