INGLATERRA

La boda de Andy Carroll pende de un hilo tras su fiesta en Dubái con dos mujeres

Nuevas revelaciones sobre la jornada de fiesta del futbolista, que llegó a protagonizar uno de los traspasos más caros de la Premier League, ponen en duda su matrimonio.

Actualizado a
Andy Carroll.

Andy Carroll (33) protagonizó en su momento uno de los traspasos más cuantiosos de le Premier League cuando el Liverpool desembolsó 40 millones de euros para arrebatárselo al Newcastle, donde había explotado como futbolista. Sin embargo su carrera fue decayendo paulatinamente hasta el punto de que esta temporada ha jugado en West Bromwich Albion de la Championship, la segunda categoría inglesa. Donde por cierto no continuará.

Pero ese no es el mayor problema al que se enfrenta el jugador en la actualidad ya que su futura boda, prevista en apenas dos semanas, pende de un hilo tras haber salido a la luz unas fotografías durante su despedida de soltero en Dubái en las que se le ve acompañado de otra mujer, Taylor Jane Wilkey (27), en la habitación de su hotel en la que además había otra mujer más, la instructora de fitness Phoebe Robb (26).

La imágenes, compartidas por una de ellas en Snaptchat, han corrido como la pólvora y han puesto en jaque la futura boda entre Andy Carroll y Billi Mucklow (34), madre de dos de los cuatro hijos del futbolista, que regresaba este fin de semana de Dubái tras el escándalo para intentar solucionar las cosas.

Pero a pesar de que Taylor Jane Wilkey asegurara que todo se trataba de una broma y que no había habido sexo, la pareja está en crisis. Hasta el punto de que Mucklow se ha refugiado en casa de sus padres y medita qué hacer porque al parecer podrían haber más detalles ocultos de la noche. Y es que, según The Sun hay más fotos de la suite del hotel que podrían ser más comprometedoras, aunque estas imágenes no se han hecho públicas hasta el momento.

De hecho, Mucklow quiere ver todas las imágenes de la famosa jornada de fiesta y que Carroll confiese lo que pasó realmente si es que difiere de la versión oficial dada hasta la fecha. “Es la única manera de que pueda seguir adelante por muy mal que esté. Billi creyó a Andy y lo apoyó, pero ahora no sabe qué pensar. Ella quiere respuestas y parece que sólo están dando vueltas en círculos. Billi está muy enfadada y el hecho de que haya borrado a Andy de su perfil de WhatsApp dice a los que la conocen todo lo que necesitan saber”, asegura a The Sun una fuente cercana a Mucklow.

No obstante, a pesar de su tremendo enfado, la británica aún no ha cancelado la boda que tenían planeada, y sus allegados dicen que está dispuesta a luchar por mantener a su familia unida cueste lo que cueste después de ocho años de relación. Veremos.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?