Cine

La anécdota de Tom Holland y su madre en pleno rodaje de ‘Spider-Man’

El actor británico cuenta en una entrevista para ‘Live With Kelly and Ryan’ cómo su madre llamó a los productores de la película para interceder por su hijo.

Actualizado a
La anécdota de Tom Holland y su madre en pleno rodaje de ‘Spider-Man’

Tom Holland es uno de los actores de moda. Todo lo que cuenta o hace el intérprete de 25 años se convierte en noticia y su última intervención en el programa estadounidense ‘Live With Kelly and Ryan’ no iba a ser menos ya que en la entrevista, el británico desvela una de las anécdotas más desconocidas hasta el momento del rodaje de ‘Spider-Man’. ¿Los protagonistas de este acontecimiento? Él y su madre.

En su visita al citado programa, el británico sorprendió desvelando lo qué ocurrió en pleno set de rodaje de la película. Como buen actor y queriendo hacer alarde de su profesionalidad, Tom Holland nunca se quejó de las largas jornadas de trabajo, a pesar del gran inconveniente que estaba padeciendo fruto de esos días tan intensos sin parar, y con el traje de Spiderman como segunda piel. “El traje es muy difícil de quitar porque no tiene cierre. Y saben a lo que me refiero con cierre”, comenzó diciendo.

Largas jornadas de rodaje

“En la primera película, recuerdo que estábamos rodando una escena en el Monumento a Washington, y tuve el traje puesto once horas al día, durante muchos días. Por aquel entonces, era joven y quería impresionar al estudio. No quería que pensaran que necesitaba descansos”, continúa relatando. Uno de esos días, el actor llamó a su madre y le explicó lo que le estaba ocurriendo: “Yo estaba como: ‘mama, realmente estoy pasándolo mal. Trabajo todos los días y como uso el traje, no puedo ir al baño’”.

Dos jornadas más tarde, se producía una de las grandes anécdotas del rodaje. Y es que la madre de Tom Holland se ponía en contacto con los productores para interceder por su hijo. Uno de ellos se acercó al actor para preguntarle por sus riñones, a lo que el británico respondió: “¿Por qué lo preguntas?”. “Bueno, es que tu mamá nos llamó el otro día…”.