POLÉMICA CON MEGHAN MARKLE

Meghan Markle acusada de "enchufar" a su madre en un nuevo trabajo

Doria Ragland, madre de Meghan Markle, ha cambiado de trabajo de la noche a la mañana, provocando una gran repercusión.

Meghan Markle acusada de "enchufar" a su madre en un nuevo trabajo
Instagram

Desde que el príncipe Harry y Meghan Markle decidiesen dejar de formar parte de la Familia Real británica, su vida ha dado un vuelco significativo, con la mudanza de estos a Estados Unidos. Allí la familia ha conseguido trabajo rápidamente, firmando un acuerdo con la cadena privada 'Netflix'.

Pero no son los únicos en cambiar sus vidas, sino que la madre de Meghan, Doria Ragland, también ha conseguido ocupar un nuevo puesto de trabajo. Este nuevo puesto ha llegado con polémica, y es que ha sido acusada de haber recibido trato de favor. 

De monitora de yoga a dirigir un centro de mayores

Estos rumores acerca de la nueva posición de la madre de Meghan Markle se basan en que esta no cuenta con la formación ni la experiencia necesaria para ocupar el cargo.

Con 64 años, Doria Ragland cambia las clases de yoga para convertirse en directora ejecutiva del centro de mayores 'Loving Kindness' en Beverly Hills. Esto ha extrañado mucho a la ciudadanía, y es que no sorprende nada después de ver los numerosos contratos que ha conseguido su hija, como el firmado con Netflix, anteriormente mencionado.

Tres puestos nuevos en la misma empresa

El de directora ejecutiva no será el único puesto que tenga Doria Ragland, sino que también ocupará el de directora financiera y secretaria de Loving Kindness. Rick Genow, hombre de confianza de Meghan Markle y también representante legal, en ocasiones, según 'Express', ha sido el encargado de otorgar estos nuevos puestos a la madre de la exduquesa de Sussex de la noche a la mañana.

Dicho vínculo entre el representante legal y la actriz estadounidense ha provocado aún más controversia, tachando la contratación de Doria de "enchufe profesional", y siendo denunciable como "intrusismo laboral". 

Además, Doria abandonó también su puesto como trabajadora social en una clínica de salud mental para cumplir su sueño en Los Ángeles, que es el de hacer joyas artesanales.