EEUU

Un luchador de la UFC ataca a puñetazos a un hombre mayor en un bar

Mike Perry se enzarzó con un desconocido en un local de Texas y acabó perdiendo el control y golpeándole fuertemente. La víctima acabó hospitalizada.

Un luchador de la UFC ataca a puñetazos a un hombre mayor en un bar

El luchador Michael Joseph Perry, de 28 años de edad, ha copado los titulares esta semana tras protagonizar un escandaloso episodio en un local de Texas, el pasado martes por la noche, durante el cual acabó mandando al hospital a un hombre mayor con el que tuvo un virulento enfrentamiento que terminó llegando a las manos.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Platinum Mike Perry (@platinummikeperry) el

El deportista estadounidense, que actualmente compite en la categoría de peso wélter de la UFC (Ultimate Fighting Championship), se encontraba en un establecimiento de la ciudad en compañía de su novia, con la que empezó a discutir a voz en grito provocando que los empleados le pidieran reiteradamente que se marchara tras recibir las quejas de varios clientes. Perry, que había consumido alcohol, se negó a obedecer y exigió que se llamara a la policía, montando un gran alboroto en el lugar.

El comportamiento del luchador acabó propiciando que un hombre mayor interviniera para pedirle que dejara de molestar a todos los que se encontraban allí y que se fuera de una vez del restaurante. El comentario del desconocido enfadó fuertemente a Perry, que reaccionó de forma muy violenta, insultándole primero y golpeándole después hasta noquearle y dejarle tirado en el suelo. El momento fue capturado en vídeo por una testigo y las imágenes no tardaron en viralizarse.

La policía se personó en el local poco después del incidente pero no detuvo al luchador, que abandonó finalmente el sitio sin abonar si quiera la factura de lo que había consumido. Según el portal TMZ, el altercado dejó como resultado a otras tres personas heridas, que trataron de frenar los golpes de Perry. La víctima principal del deportista, por otro lado, fue trasladada en ambulancia a un hospital cercano. El hombre no recuerda nada de lo sucedido debido a la amnesia que le produjeron los golpes.

El establecimiento podría tomar acciones legales contra Perry, aunque de momento, los dueños no han querido hacer declaraciones acerca de la trifulca. "A la espera de la investigación criminal, preferimos no comentar más porque una de las víctimas era un empleado de nuestra compañía que le había pedido al señor Perry que se fuera", informaron en un comunicado.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Platinum Mike Perry (@platinummikeperry) el

El luchador ha pedido disculpas por su actitud, achacándola a sus problemas de abuso con el alcohol. La UFC ha emitido un comunicado oficial en el que asegura estar " perturbada" por el vídeo de la riña. "La conducta presentada por Perry no refleja lo que es nuestra organización", manifestó también, antes de agregar que Perry ha sido ya informado de que "no se le van a ofrecer futuras peleas, y ambas partes han acordado en evaluar los siguientes pasos para Perry siguiendo la terminación de su tratamiento".