TELEVISIÓN

La noche en la que Beckham y sus hijos acabaron en casa de Justin Bieber

El exfutbolista acudió al programa de Ellen Degeneres para contar una divertida historia sobre el cantante, que apareció para darle un susto en directo.

La noche en la que Beckham y sus hijos acabaron en casa de Justin Bieber

Llevar el apellido de David Beckham está claro que abre muchas puertas. La fama del exfutbolista no ha visto reducido ni un ápice sus efectos desde que abandonara su carrera sobre el campo de juego, y su mero nombre todavía es suficiente para permitirle conseguir cosas con las que muchos tan solo podrían soñar. Y así ha quedado claro con una divertida anécdota que ha contado él mismo durante su visita de ayer al programa de Ellen Degeneres.

Y es que el británico consiguió de una forma asombrosamente fácil que sus hijos pudieran cumplir una de sus mayores ilusiones: conocer a Justin Bieber. Todo sucedió durante la velada de Halloween, cuando la familia Beckham se encontraba en Estados Unidos, y gracias a las redes sociales, tal y como contó él mismo a la presentadora. "Estábamos llegando hacia el final de nuestra noche de 'truco o trato' y los chicos ya tenían muchísimas chucherías, pero cuando estábamos volviendo, Romeo se giró y me dijo: 'Justin está regalando granizados'".

Beckham narró cómo entonces sus hijos empezaron a suplicarle que se pusiera en contacto con el famoso cantante: "Se pusieron a decirme, '¿Papá, no puedes hablar con él? Vamos, eres quién eres'". Así que el exfutbolista decidió mandarle un mensaje de Instagram, al cual Bieber respondió "en cuestión de segundos" confirmando que estaba repartiendo los cucuruchos en su casa. "Así que fuimos directos a su casa, nos presentamos y conseguimos nuestro granizados", contó el británico.

La admiración de la familia del exfutbolista por el artista llega a extremos poderosos. No solo todos le siguen en las redes sociales, sino que, según desveló Degeneres, los tres hijos mayores del matrimonio Beckham estaban tan obsesionados con el cantante que, cuando supieron que estaba en camino la benjamina del clan, Harper, se empeñaron en que se llamara al bebé Justin si era chico, o Justine si era chica.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de David Beckham (@davidbeckham) el

Un susto inesperado

Para rematar el momento en plató, y precisamente después de que la presentadora contara esta curiosidad sobre Harper, el propio Justin Bieber apareció de súbito, saliendo de la caja en la que estaba escondido al lado de Beckham y dándole un susto de muerte (que se viene a añadir al ya largo catálogo de los que a Degeneres le gusta organizar en directo para aterrorizar en broma a las estrellas invitadas).

El exfutbolista se tomó bien la repentina aparición del ídolo de sus hijos aunque no pudo cruzar demasiadas palabras con el cantante, que se limitó a pedirle perdón y a salir corriendo. Pese a ello, Beckham solo tuvo piropos para Bieber: "Es un ser humano extraordinario, realmente lo es", manifestó.