TELEVISIÓN

Jorge Lorenzo sorprende a un niño de 10 años y le lanza un dardo a Rossi

El piloto acudió al programa 'Volverte a ver' para encontrarse con un pequeño fan que aspira a convertirse en un campeón del motociclismo como él.

Jorge Lorenzo sorprende a un niño de 10 años y le lanza un dardo a Rossi

'Volverte a ver', el espacio televisivo de historias personales (y objetos) presentado por Carlos Sobera constituyó ayer el escenario de un encuentro de lo más emotivo entre el tricampeón de Moto GP Jorge Lorenzo y uno de sus admiradores más férreos y precoces: un niño de 10 años llamado Héctor que ya sueña con labrarse una carrera exitosa subido a una moto.

El pequeño acudió al programa acompañado de sus padres y sin saber la enorme sorpresa que le esperaba: tener la oportunidad de conocer a su ídolo, contarle sus experiencias sobre el asfalto y recibir consejos de primera mano acerca de cómo enfocar su futura trayectoria. Héctor confesó al principio que Lorenzo era su piloto favorito "porque es muy valiente", y aseguró ser un motorista "fino" como el balear. Además, también contó que no se pierde ni una carrera del campeón.

Héctor ha pasado por la escuela de motociclismo del padre de Lorenzo, algo que el piloto considera garantía de que tenga ya "una buena técnica". El niño, según contaron sus padres, sufrió un accidente hace unos años en el que salió disparado de la moto y se chocó contra un muro dañándose la mandíbula, un suceso que le obligó a estar una larga temporada recuperándose. "La vida es así", reflexionó Lorenzo al respecto, "una vida sin problemas y sin dificultades es imposible, todo el mundo las tenemos, hayamos nacido en el país que hayamos nacido, tengamos la suerte económica que hayamos tenido".

El piloto quiso además mandar hacer al pequeño una recomendación vital de mucha importancia: "Lo que cuenta es la actitud con la que enfrentas los problemas, cómo te levantas de las dificultades y cómo ves el vaso medio lleno y no medio vacío, eso es lo que diferencia a la gente que sale adelante". Lorenzo pudo observar además un vídeo de Héctor entrenando con la moto en un circuito, y calificó su estilo de "elegante".

La pulla a Rossi

Fue ese el momento en el que Carlos Sobera quiso señalar a Héctor el privilegio de que un campeón del motociclismo como el balear estuviera piropeando su manera de montar en moto. "Esto Rossi aún no lo ha conseguido", bromeó el presentador, a lo que Lorenzo replicó muy pícaro con lo siguiente: "Rossi todavía es un aprendiz, está empezando ahora".

Por último, y antes de que se abriera la pantalla que permitió a Héctor finalmente ver al piloto en vivo y en directo y darle un abrazo, Lorenzo quiso cerrar con un último consejo: "Hay que saber dónde uno tiene el límite, prepararse un poco para subir ese límite más, aprendiendo nuevas cosas". El motorista también manifestó que "el problema es cuando intentas hacer más de lo que puedes y lo sobrepasas, es cuando vienen las caídas y las lesiones, uno tiene que saber dónde está su límite para quedarse ahí e ir preparando el siguiente nivel".

De esta manera, Héctor vio cumplir uno de sus sueños, conocer a su mayor referente y volverse a casa con su pasión por el motociclismo más que reforzada. El encuentro quedó además completado con el regalo que el deportista quiso hacerle: un casco original sobre el que Lorenzo escribió unas palabras muy cariñosas: "Para mi amigo Héctor, futuro campeón".