Portugal

Los secretos de la infancia de Cristiano: las lágrimas, el gimnasio, el McDonald's...

Uno de los compañeros del jugador en el Sporting de Portugal revela algunos detalles de su llegada al conjunto portugués con tan solo 12 años.

Los secretos de la infancia de Cristiano: las lágrimas, el gimnasio, el McDonald's...
RAFAEL MARCHANTE REUTERS

Cristiano Ronaldo reveló algunos detalles de su infancia durante su entrevista con Piers Morgan para la televisión británica, pero ahora ha sido uno de sus compañeros en aquella etapa en el Sporting de Portugal el que ha recordando sus vivencias, como los llantos del futbolista portugués o sus visitas al McDonald's en busca de una hamburguesa gratis. Luis Lourenço ha concedido una pequeña entrevista para Tuttosport en la que ha desvelado el primer recuerdo que le viene a la cabeza cuando le preguntan por aquella época junto al cinco veces Balón de Oro.

"Si cierro los ojos por un momento, veo a Cristiano llorando. Cuando tenía doce años él acababa de llegar a Lisboa desde Madeira, y recuerdo como si fuera hoy cuando fue a su habitación a llorar después de hablar por teléfono con su familia. Estaba tan nostálgico que no podía soportarlo. Pero nunca olvidaré su felicidad después del debut con el primer equipo del Sporting", explicó Lourenço, que compartía espacio en la misma pensión que habitó el actual jugador de la Juventus.

Ver esta publicación en Instagram

Probably one of the most revealing interviews I ever did...! Thanks @piersmorgan for the interview.👍🏽

Una publicación compartida de Cristiano Ronaldo (@cristiano) el

Pero además, el compañero del luso también quiso acordarse del carácter ganador que hoy en día es una de las señas de identidad de Cristiano, por eso ese sufrimiento por estar alejado de los suyos no le privó de una carrera de éxito. "Era un niño muy respetuoso con los demás. No dormimos en la misma habitación, pero pasamos mucho tiempo juntos desafiándonos en otros deportes. Obviamente nunca quiso perder, como ahora", explicó Lourenço, nacido en Angola.

Esas ganas de triunfar en el mundo del fútbol le llevaban a entrenar más que ninguno de sus compañeros. "Recuerdo que se escapaba en secreto al gimnasio y convenció al gerente para que lo dejaran abierto", explica su excompañero. "La relajación no existía para Cristiano. Todos los días eran buenos para él para entrenar y trabajar cada vez más para mejorar. Era un niño en ese momento, pero la actitud era la de un campeón", añade.

Pero en las últimas semanas una de las historias que más han llamado la atención ha sido la que desveló Cristiano en su entrevista asegurando que de niño iba a un McDonald's para ver si les podían dar las hamburguesas que habían sobrado. "Yo no era uno de los chicos que iban, pero es verdad esa historia", explica Lourenço. Y es que el portugués quiso encontrar a las mujeres que habían hecho esto posible para agradecerles un gesto que siempre recordará, y hasta el momento ya ha aparecido una de ellas.