ESTÁ EN MIRASIERRA

La casa asaltada de Álvaro Morata y Alice Campello está en venta por 4 millones de euros

Mientras la policía continúa investigando el robo, el futbolista y la modelo se han pronunciado públicamente al respecto.

Álvaro Morata se convirtió el pasado viernes 7 de junio en el último futbolista en sufrir un robo en su domicilio que ha sido muy impactante ya que lo cometieron un grupo de atracadores armados mientras él jugaba con España en las Islas Feroe y su mujer, Alice Campello, se encontraba en el interior de la casa con sus dos hijos, Alessandro y Leonardo, con la cuidadora y la empleada del hogar.

El robo se produjo en el chalet que tiene la pareja en Mirasierra y los asaltantes se llevaron varios objetos de valor y sentimentales en medio de una gran tensión y del tremendo susto que vivió la esposa del delantero. Enseguida, se abrió una investigación que todavía sigue en curso y que por el momento no ha conseguido dar con los atracadores y, mientras que todo se esclarece, 'Chance' ha revelado que es muy probable que el matrimonio deje de vivir en este chalet porque está a la venta por 4 millones de euros.

A Alice Campello y a Álvaro Morata les ha afectado mucho este robo y ambos han hablado de ello públicamente a través de distintas vías. Primero fue la modelo e influencer italiana con la publicación que compartió en su cuenta de Instagram expresando lo que sentía y mostrando su agradecimiento a todos los mensajes de apoyo que está recibiendo tras esta terrible experiencia. Y anoche el futbolista del Atlético de Madrid, en una entrevista que concedió a 'Chance' tras jugar el España 3 - 0 Suecia en la que también se pronunció sobre este asalto y quiso dar las gracias.

"Es un susto, quiero dar las gracias a toda la gente que se ha preocupado, al servicio de la policía y de todos los medios que se han puesto a nuestra disposición. Son cosas que pueden pasar, ahora a poner más medidas de seguridad y ahora estamos de vacaciones así que a disfrutarlas", declaró el exmadridista.

Ahora, la pareja tiene por delante unas semanas de vacaciones que en principio disfrutará haciendo algún viaje y que también podría aprovechar para preparar su mudanza a su próxima vivienda. Las opciones podrían ser las casas que tienen en La Moraleja y en Sanchinarro, pero no se puede descartar que busquen una propiedad de alquiler que cumpla todos los requisitos para que sea el nuevo hogar de su familia.