LOTERÍA DE NAVIDAD

Novedades de la Lotería de Navidad: a partir de cuánto se tributa

Novedades de la Lotería de Navidad: a partir de cuánto se tributa

Chema Moya

EFE

Desde esta misma edición, Hacienda compensa a los pequeños premios y aumenta la cantidad necesaria para tributar.

Premios Lotería Navidad 2018

- 03347, premio gordo del sorteo de Lotería de Navidad 2018

- 21015, segundo premio del sorteo de Lotería de Navidad 2018

- 04211, tercer premio del sorteo de Lotería de Navidad 2018

- 42206 y 67774 cuarto premio del sorteo de Lotería de Navidad 2018

- Quintos premios del sorteo de Lotería de Navidad 2018

- Pedrea del sorteo de Lotería de Navidad 2018

- Terminaciones y reintegros del sorteo de Lotería de Navidad 2018

La Lotería de Navidad de este año llega con uno de sus cambios más importantes en cuanto a los premios. No es que Loterías y Apuestas del Estado haya aumentado los premios; desde esta misma edición, aquellas personas que ganen uno de los premios pequeños no tendrán que dar parte a Hacienda.

Hasta ahora -y desde 2012-,la Agencia Tributaria se quedaba con un 20% de aquellos premios que superaban los 2.500 euros, por lo que el premio no suponía nada jugoso para los pequeños ganadores, que veían reducido su dinero de forma considerable. A partir de este año las reglas cambian y el mínimo para comenzar a tributar será a partir de los 10.000 euros, algo que cambiará también en los próximos años para hacer más interesante el premio.

Los premios, mejor en 2019 y 2020

Si este año la Agencia Tributaria verá reducida su recaudación, en los próximos años irá en aumento. Y es que los ganadores de los dos próximos años tendrán más beneficios que los de este año a pesar de que los premios sean los mismos. La tributación será progresiva en el aumento del mínimo.

En 2019 se comenzará a tributar a partir de los 20.000 euros de premio y ya en 2020 el mínimo alcanzará los 40.000 euros. Esto implica que el premio de El Gordo será mayor en los próximos años ya que los ganadores no comienzan a tributar su premio hasta ese mínimo; una parte de su premio quedará exenta de impuestos.

Esta situación viene a revertir en parte el cambio que hubo en 2012, cuando el Gobierno decidió imponer impuestos para los premios logrados en la Lotería de Navidad. Hasta aquel momento, los ganadores de El Gordo y otros premios de menor calado no tenían que tributar ningún porcentaje del premio.