Sigue la batalla

Nuevo capítulo en la guerra con Bisbal: "Elena Tablada lo trataba como a un perro"

Cuando tan solo quedan unos días para la boda de la diseñadora, el chófer echa un poco más de sal sobre las heridas de la pareja.

Actualizado a

David Bisbal y Elena Tablada viven desde hace semanas una dura batalla que está muy lejos de resolverse. La hija que ambos tienen en común y las fotografías que se subían de ella a las redes sociales fueron el detonante de una guerra en la que se han involucrado la actual esposa del cantante, Rosanna Zanetti, y ahora el chófer que tenía cuando estaba con Elena.

Carlos Phillip Llopi ha concedido una entrevista para Jaleos en la que deja en muy mal lugar a la diseñadora, a quien describe como una persona "déspota y fría" que "nunca quiso a David". De origen cubano, tanto él como su mujer, estuvieron al servicio de la pareja en 2010, él como chófer y persona de confianza de Bisbal y ella como niñera de Ella.

En su relato, desvela diversas cosas que vio en la casa cuando David se iba de gira y que no le gustaron absolutamente nada. Por ejemplo, la escuha de conversaciones de Tablada en las que aseguraba que los españolitos no le gustaban, las fiestas de tres o cuatro días que hacía con el cantante fuera, las burlas hacia su padre o las facturas de 8.000 euros en ropa cuando ella no trabajaba.

Harto y enfadado después de ver las declaraciones de Elena Tablada en la revista Hola, Carlos cuenta también por qué cree que se rompió la relación entre la pareja. "David me enseñó un permiso de conducir que se le había caído en la piscina climatizada a un amigo de Elena. El documento era de Florida y me preguntó si había visto a esa persona en la casa. Yo le dije que me sonaba un poco".

"Creo que su ruptura vino por eso que descubrió David. Ese día no aguanté más y le conté todo lo que sabía. Él ha querido a esa mujer muchísimo, pero ella a él nunca lo ha querido. Sus declaraciones son mentira. Con respecto a la ruptura, en ese momento a Elena se le juntó todo: lo del permiso de conducir en la piscina, la grabación que le tomaron en Ibiza...", revela.

Una guerra por su hija

La polémica se inició el pasado mes de agosto cuando Rosanna Zanetti publicó una fotografía con la pequeña Ella en una feria a la que ambas asistieron vestidas igual. Tablada le había dicho que no subiera fotografías para no exponerla en las redes sociales, por lo que todavía fue más crítica con la modelo.

El revuelo se aumentó todavía más cuando Bisbal dejó un comentario en una publicación en la que aparecían Ella y el prometido de Tablada, Javier Ungría: "A mí en cambio, me encantan las imágenes que compartís Javi y tú en vuestros perfiles (donde se cuida su intimidad). Ella es muy afortunada porque no tiene una, sino dos familias que la quieren mucho. Me hace feliz ver a mi hija feliz".

Y fue días más tarde cuando Elena Tablada visitó el plató de Viva la vida y con Toñi Moreno explicó que la relación con David Bisbal era insostenible por culpa de Rosanna Zanetti, únicamente a través de burofax. Además, detallaba la mala relación con el cantante, que minutos después respondió que si existían tales problemas era por que el defendía "el no mercadeo con mi hija".

Ese mensaje sentó muy mal en el corazón de Tablada que al día siguiente anunció que tomaría medidas legales contra el que fuera su pareja. Eso enfadó todavía más a Zanetti, que dejó un críptico mensaje en el que dejaba ver que la verdad florece sobre las mentiras, un dardo directo contra la diseñadora.

Y así llegamos a la famosa entrevista en Hola que comentaba el chófer de David Bisbal, donde dejaba declaraciones incendiarias como que ella sí había superado la ruptura con el cantante, que su embarazo fue "súper solitario" y que el artista le ha dado un ultimátum legal para que borre las fotografías que tiene de su hija en las redes sociales.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?

Te recomendamos en Tikitakas