Jóvenes graban, por accidente, el atentado de Estambul

TWITTER

Jóvenes graban, por accidente, el atentado de Estambul

Jóvenes graban, por accidente, el atentado de Estambul.

El doble atentado del sábado sorprendía a tres chicos que tocaban en un parque, uno de ellos grababa a sus amigos cuando se produjo la gran explosión

El doble atentado del sábado en Estambul, Turquía, sorprendía a unos jóvenes que estaban tocando la guitarra en un parque. Un tercero grababa a sus amigos con el móvil cuando se produjo la gran explosión.

Las imágenes muestra a los jóvenes cantando en uno de los jardines de su ciudad cuando, de pronto, en la grabación queda registrado un fuerte fogonazo de luz, la explosión no se oye hasta unos segundos después. Momento en el que los jóvenes dejan la guitarra y huyen del lugar asustados.

Doble atentado en Estambul

La explosión que vivieron los jóvenes en directo era el resultado del doble atentado suicida que acababa con la vida de 38 personas el pasado sábado en la ciudad de Estambul.

Las víctimas, siete civiles, treinta policías y otras personas aún sin identificar, se encontraban en las inmediaciones del estadio Inönü del Besiktas, donde había tenido lugar un partido de fútbol ente el equipo local y el Bursaspor.

El barrio de Besikta está situado en el centro de la ciudad, por lo que la columna de humo provocada por las explosiones podía verse desde diferentes puntos de Estambul.

Al igual que ha ocurrido en anteriores atentados en Turquía, un juez dictaba la orden de prohibir que los medios de comunicación informaran del suceso por lo que eran las redes sociales las que se encargaban en primera instancia de comunicar al mundo esta tragedia.

El gobierno apuntaba al Partido de los trabajadores del Kurdistán, conocido por las siglas PKK, como responsable de los atentados: “Todavía estamos investigando pero con toda probabilidad se trata de la organización separatista PKK”, aseguraba el primer ministro Binali Yildirim.

Al parecer, según explicaban fuentes del gobierno, se trata de un ataque planeado de forma detallada y cuyo objetivo eran los agentes de policía que se encontraban allí para ocuparse de la seguridad del encuentro.

Lo explosivos utilizados ,“entre 300 y 400 kilos”, fueron detonados junto a un vehículo policial presuntamente, por un piloto suicida. La segunda explosión, ocasionada por un militante que llevaba una mochila con explosivos, se produjo 45 segundos después de la primera, en el parque de Maçka.

El domingo fue declarado como día de luto nacional y en las últimas horas ya han comenzado los primeros funerales de Estado. Miles de personas se han acercado al estadio del Besiktas para depositar flores en honor a las víctimas.

0 Comentarios

Normas Mostrar