BeTech: noticias de tecnología

APPS IOS

Los diputados españoles sólo usan iPhone y iPad en el Congreso, ¿por qué?

El Congreso ha gastado este año medio millón de euros en la compra de 400 iPads Pro para los diputados.

Los diputados españoles sólo usan iPhone y iPad en el Congreso, ¿por qué?

En mitad del convulso panorama político español, que nos ha obligado a meternos en unas históricas cuartas elecciones, hoy volvemos al Parlamento para saber un poco más de la tecnología que usan nuestros políticos durante las sesiones del hemiciclo. Y es que cuando alguien es nombrado diputado, el Congreso le ofrece un ‘kit tecnológico’ para ejercer sus funciones conformado por un móvil, una tablet y una línea ADSL en su domicilio que puede aceptar o rechazar.

Pero, ¿sabías que desde hace años ambos dispositivos son exclusivamente de Apple? Y la respuesta viene dada por las herramientas en sí que usan dentro del Congreso.

Los diputados sólo usan iPad y iPhone

Habida cuenta de las alternativas económicas que hay en el mercado, uno piensa que por qué motivo el Congreso no puede usar móviles de gama media y sí iPhones, que necesita sus propias aplicaciones porque usa el sistema operativo iOS y no Android. El experto Samuel Parra quiso contestar esta duda preguntando directamente al Congreso en 2016 el motivo.

Y es que, como vemos en su web y el listado técnico que el propio Congreso de los Diputados había publicado, sólo una tablet iPad encajaba en los requisitos. ¿La respuesta? Hay 4 aplicaciones ya desarrolladas que se utilizan en el Congreso y que están hechas para iOS, motivo por el cual los diputados necesitan un iPhone y un iPad al ser sólamente compatibles con estos.

  • El Voto Telemático, para que un diputado pueda votar de forma no presencial en una sesión plenaria “en los supuestos de embarazo, materniadad/paternidad y enfermedad grave”, usando una firma digital.
  • La Agenda del Diputado, una app personalizada que informa a este de los actos institucionales a los que está convocado, el orden del día e incluso emisión en video del acto.
  • Control del Tiempo de palabra en intervenciones, a modo de refuerzo del sistema de control principal y para que siga la sesión.
  • Acceso al Sistema informático en movilidad, para que el diputado pueda acceder a toda la información guardada en el sistema central de almacenamiento del Congreso desde cualquier sitio y momento.

Según el Congreso argumenta es que los iPhone y iPads son necesarios porque esas cuatro apps esenciales están hechas en iOS, y por lo tanto necesitan de los terminales Apple. La duda que surge es, ¿por qué no desarrollan apps en Android? Un SO más extendido y que requiere de terminales más económicos que no supondrían un gravamen tan alto. ¿Quizás es por el tema de la seguridad y el soporte de Apple?

Otra curiosidad es la amplia libertad que el Congreso le da a sus diputados, que pueden instalar “bajo responsabilidad del usuario” las apps que quieran en vez de limitarles a usar las 4 apps que se supone sólo deben usar, y que nos evitaría escenas como ver a algunos políticos jugando al Candy Crush o consultando sus redes sociales cuando deberían estar prestando atención y siendo profesionales.

Pillados in fraganti jugando con sus dispositivos oficiales en plena sesión del Congreso.

Rechazo mínimo al kit tecnológico

¿Tiene éxito este kit tecnológico? Como reseñó El País en este artículo de 2016, de los 350 diputados que conforman el Congreso, sólo 5 de ellos rechazaron el iPhone que su cargo les permite tener, y 11 declinaron el iPad. El resto sí los aceptaron. Lo curioso es que al término de la legislatura, a cada diputado se le da la opción de quedarse ambos dispositivos si paga la cantidad que la Mesa de la Cámara establezca por ellos.

Tras las elecciones de junio, 43 parlamentarios no mantuvieron su escaño y tuvieron que devolver su kit Apple, cinco de ellos se los quedaron pagando casi 700€ por el móvil. Y en cuanto a los iPads, sólo 2 se los quedaron pagando 702€. Casi 5.000€ que la Cámara recaudó con esta venta.

Medio millón de euros en iPads Pro en 2019

Como vemos, las cifras que hemos dado antes son ejemplos de 2016, de hace tres años. Si miramos un poco más cerca en el tiempo, este mismo año el Congreso adquirió el pasado mes de julio 400 iPad Pro para sus diputados, uno de los pocos dispositivos que cumplía con las características demandadas por el organismo oficial español, entre ellas que tuviese:

  • iOS 12 o posterior
  • Funda con teclado
  • Pantalla mayor de 11 pulgadas y con resolución de 2.388 x 1.668 píxeles o superior
  • 256GB de Almacenamiento
  • 4G

Esto ha llevado a que el Congreso se gaste 417.000 euros en la compra de los aparatos, a unos 1.219€ por cada unidad, ya que las tablets que tenían en uso eran precisamente de 2016 y había que renovarlas. Una compra aprobada el pasado abril tras una reunión de la Diputación Permanente del Congreso. ¿Será el motivo principal la seguridad en iOS, más estricta que la de Android? Lo curioso es que en otros países como por ejemplo México también se usan dispositivos Apple.