BeTech: noticias de tecnología

CONSEJOS

Cómo proteger la red WiFi de tu casa

Crear una red sólo para los invitados a una cena, compartirla mediante código QR o limitar el alcance de la red.

Cómo proteger la red WiFi de tu casa

Tu WiFi es tu templo. La Red Wifi de tu casa es algo que debe ser personal e intransferible para mayor seguridad. Ya hemos visto cómo puedes analizarla en busca de gorrones inesperados, pero también hay otros casos menos extremos aunque potencialmente igual de peligrosos. Y es que si vienen invitados a casa, es descortés que no le demos la contraseña del WiFi si nos la piden, pero ¿y si alguno tiene un móvil hackeado sin que lo sepa?. Así que para proteger la Red al tiempo que quedar bien, la OSI nos recomienda lo siguiente:

Crear una red WiFi para invitados

Permitir que cualquier dispositivo, aunque sea de un amigo o familiar, se conecte a nuestra red no es una práctica recomendable ya que aunque esa persona sea de nuestra total confianza su dispositivo puede que no. En el caso de que un dispositivo infectado con malware se conecta a nuestra red puede llegar a infectar otros dispositivos de la misma red.

Muchos routers permiten añadir redes wifi con características diferenciadas de la red principal. Esta funcionalidad es muy interesante a la hora de crear una red wifi para invitados. Para establecerla será necesario acceder al panel de administración del router y autenticarse con las claves de acceso.

Dependiendo del modelo de router que tengamos estas características se encontrarán en diferentes zonas del panel de administración por lo que recomendamos buscar la ubicación exacta en el manual de instrucciones. Por norma general, se suelen encontrar en la sección referente a las conexiones inalámbricas o wifi y pueden tener distintos nombres como “Wi-Fi de invitados”, “acceso a invitados”, “Guest/Virtual Access Points”, etc.

Una vez hayamos encontrado la opción que nos permita crear una nueva red wifi tendremos que especificar una serie de parámetros:

  1.  SSID. Este será el nombre de la red, intentaremos poner uno descriptivo del tipo de red que es para que nuestros invitados la puedan reconocer fácilmente, pero sin dar pistas sobre a quién pertenece.
  2. Autenticación y cifrado. Preferiblemente escogeremos el modo de autenticación WPA2-PSK ya que es el más robusto que podemos usar.
  3. Contraseña. Debe ser una contraseña robusta preferiblemente que esté formada por letras en minúscula, mayúscula, números y símbolos.

Además de estos tres parámetros, existen otros modelos de routers que permiten configuraciones extra, que podrían ser interesantes en función de nuestras necesidades. Por ejemplo:

  1.  Temporizador. Podemos definir la franja horaria que permanecerá abierta la red de invitados o el tiempo que estará habilitada, por ejemplo 3 horas.
  2.  Limitar el ancho de banda. Esta característica es muy interesante de cara a mantener nuestra conexión a una velocidad óptima. Limitando el ancho de banda de la red de invitados nosotros nunca sufriremos bajadas de velocidad que pudieran impedir el correcto funcionamiento de algún servicio.

Hemos de tener en cuenta que el habilitar una red wifi para invitados no siempre será posible ya que algunos routers no cuentan con esa funcionalidad, por lo que tendremos que llevar a cabo técnicas alternativas. Por ejemplo, algunos routers permiten utilizar las bandas de 2.4GHz o 5GHz a la hora de crear nuestra red wifi.

Cada banda cuenta con unas características distintas, la red de 2.4GHz ofrece una compatibilidad más alta con la mayoría de dispositivos y más alcance de señal, mientras que la de 5Ghz ofrece más calidad de señal a costa de una menor cobertura. Si nuestro router permite usar ambas bandas de forma simultánea e independiente una de la otra podemos utilizar una banda para ofrecer wifi a nuestros invitados y la otra para uso exclusivo de nuestros dispositivos.

 Compartir el WiFi mediante un código QR

 Otra opción es compartir el acceso al wifi mediante un codigo QR. Puedes compartir los datos de tu conexión WiFi como el nombre de ésta y la contraseña, y así ahorrarte tanto que otros la sepan como tener que ir mirando la parte de abajo del router para dar invitado por invitado los datos de un password de no pocas cifras.

Con un sencillo código QR lo compartes al instante, y de este paso lo tienes ya creado para evitarte tener que mirar la próxima vez la contraseña por si alguna vez necesitas desloguearte y volver a loguearte, y también abrir el WiFi en el móvil y tener que buscar la red. De esta forma, siempre que necesites conectarte a tu red, bastará con escanear el código QR con la cámara del smartphone.

  1. Para generar el QR tenemos que entrar en esta web llamada Zxing, una herramienta online para crear código QR que sirvan para distintas funciones y contenidos.
  2. En la primera casilla, llamada ‘Contents’, debemos buscar la función para la que vamos a crear el QR, en este caso WiFi. Y al darle veréis como el resto de opciones cambian.
  3. Ahora debemos meter los datos que nos piden, básicamente el SSID o nombre de la Red (el nombre que tiene por defecto en formato alfanumérico o si se lo hemos cambiado), la contraseña que suele venir en la parte inferior del router, y el tipo de Red que tengamos. Incluso podemos marcar la última casilla de ‘Hidden?’ si tenemos la red oculta.
  4. El siguiente paso es elegir una serie de opciones en cuanto al diseño en sí del código QR. Podemos elegir el tamaño de las barras o la codificación de los caracteres.
  5. Cuando lo tengamos todo metido, basta con darle a Generate y crearemos un código QR que tendrá todos los datos de acceso y conexión a nuestra Red WiFi. Dándole a ‘Download’ podremos descargarlo y tenerlo accesible. E incluso podemos imprimirlo y colocarlo al lado del router para que cualquiera que desee conectarse a la red sólo tenga que acercar su smartphone con una app con escáner QR.

Limitar el alcance de la Red WiFi

Otra cuestión importante a tener en cuenta a la hora de habilitar un punto de acceso wifi es el alcance de la señal. Según la OSI, "el nivel de la señal debe ser lo suficientemente bueno para poder conectarnos a Internet y a servicios en red pero también tenemos que controlar la intensidad de la señal fuera de nuestro domicilio. Cuanto más débil sea la señal wifi fuera de nuestra casa menos probabilidades habrá de que alguien sin permiso intente conectarse o realice cualquier acción que nos repercuta negativamente".

Para comprobar la intensidad de la señal podemos utilizar nuestro smartphone conectándonos a la red que queremos analizar. Podemos servirnos del icono de nuestro teléfono que muestra la potencia de la señal, aunque no será demasiado preciso. Lo mejor es sin duda usar una app específica para ello, como Wifi Analyzer

Descargar WiFi Analyzer para Android

  1. Al acceder a la aplicación nos mostrará un gráfico con todas las conexiones wifi disponibles.
  2. Para ver la intensidad de nuestra señal vamos a la parte superior y seleccionamos el icono con forma de ojo.
  3. Una vez seleccionado se mostrará un desplegable con las distintas opciones de la app, en nuestro caso nos interesa “Medidor de señal”.
  4. Al seleccionar esta opción se abrirá un medidor con el que podremos saber cuál es la intensidad de la señal, cuanto más a la derecha esté el indicador mejor será la señal wifi.

Para minimizar la intensidad de la señal lo máximo posible fuera de nuestro domicilio, podremos seguir estos consejos:

  1. Utilizar la banda de 5GHz. Esta banda traspasa los objetos, como las paredes de nuestra casa, con mayor dificultad que la banda de 2.4GHz lo que la hace más idónea a la hora de minimizar la intensidad de la señal.
  2. Bajar la intensidad de la señal. Algunos modelos de routers permiten disminuir la intensidad de la señal wifi, para ello debemos acceder al panel de administración de nuestro router y con la ayuda del manual buscar dónde se encuentra dicha opción.
  3. Ubicar el punto de acceso en un lugar lo más céntrico posible de nuestra casa. De esta forma nos aseguramos que la señal sea lo más alta posible en todas las zonas y minimizamos la intensidad fuera de nuestro hogar.

Limitar el alcance de la señal wifi únicamente a nuestra casa puede resultar complicado pero "cuanto más la reduzcamos, menor será el riesgo al que nos expondremos".