Calidad arriba y una tarea pendiente en la defensa
Calidad arriba y una tarea pendiente en la defensa

BAYER LEVERKUSEN

Calidad arriba y una tarea pendiente en la defensa

El precoz talento de Havertz se tiene que asociar con la joven calidad de jugadores como Amiri, Paulinho, Diaby o Bailey. Bosz tiene buenos mimbres para hacer un equipo atractivo.

El equipo del oeste de Alemania volverá a participar en Champions League después de finalizar en cuarta posición en la pasada Bundesliga gracias a un excelente final de campaña. Sin embargo, la pretemporada no ha sido nada buena con derrotas ante equipos débiles como Eupen o Heracles. Los problemas defensivos que ha achacado el equipo en los últimos años no parecen solucionados y si esto no cambia el equipo volverá a sufrir la irregularidad que le ha impedido a acceder a cotas más altas. El equipo se ha reforzado sobre todo la zona ofensiva y con hombres jóvenes de gran proyección como Diaby o Amiri.

Altas: Kerem Demirbay (32 millones – Hoffenheim), Moussa Diaby (15 millones – PSG), Nadiem Amiri ( 9 millones – Hoffenheim), Daley Sinkgraven (5 millones – Ajax).

Bajas: Julian Brandt (25 millones – Borussia Dortmund), Domink Kohr (8,5 millones – Eintracht Frankfurt).

La estrella: Kai Havertz

Ampliar

Kai Havertz, jugador del Bayer Leverkusen.

Havert ya sorprendió la temporada pasada al anotar 17 goles en Bundesliga y finalizar sólo por detrás de Alcácer y Lewandowski en la tabla de goleadores. El joven de 20 años se mueve de maravilla a pesar de sus 188 centímetros de estatura y llega como pocos desde segunda línea para finalizar en el área. Muestra grandes recursos técnicos en espacios reducidos y abarca muchos metros de campo. Parece cuestión de tiempo un club de mayor envergadura se haga con sus servicios.

El entrenador: Peter Bosz

Ampliar

Peter Bosz, entrenador del Leverkusen.

Llegó en el mes de enero a Leverkusen y el equipo despegó hasta alcanzar puesto de Champions, el gran objetivo del equipo. Con él quedó demostrado que el ataque funciona de maravilla con su esquema 3-4-3 marcadamente ofensivo, con un centro del campo en el que sólo caben jugadores con buen trato de balón y una ofensiva que aúna velocidad y presencia en el área con jugadores más contundentes. No obstante, al más alto nivel, el Champions, el equipo necesita una importante progresión en defensa que por el momento no parece llegar con la finalización de la pretemporada. Esta será su segunda etapa en Bundesliga después de haber dirigido al Dortmund en 2017.

Ampliar

Back to top