Análisis de España en el Eurobasket femenino 2019

Eurobasket Femenino 2019 Imagen eurobasket femenino 2019

Selecciones
Análisis de España en el Eurobasket femenino 2019

EUROBASKET FEMENINO 2019

Análisis de España en el Eurobasket femenino 2019

Desde que desapareció la URSS en 1991, ninguna selección ha logrado subir a lo más alto en dos Eurobaskets seguidos. Ése es el propósito con el que parte España en el Europeo de Serbia y Letonia (del 27 de junio al 7 de julio). Seis jugadoras presentes en el oro de 2017 continúan en el equipo (Laia Palau, Silvia Domínguez, Anna Cruz, Marta Xargay, Laura Nicholls y Laura Gil). Sin Sancho Lyttle, Astou Ndour ocupa la plaza de nacionalizada en un equipo con dos regresos (María Pina y Tamara Abalde) y un debut, el de Andrea Vilaró. Junto a ellas, Cristina Ouviña y Queralt Casas, campeonas en 2013 pero sin hueco hasta el verano pasado.

España es la selección que más veces se ha subido al podio europeo desde la desaparición de la URSS: nueve, con tres oros (1993, 2013 y 2017), una plata (2007) y cinco bronces (2001, 2003, 2005, 2009 y 2017). Debutará el jueves 27 ante Ucrania (20:00), al día siguiente se medirá a Gran Bretaña (20:00) y el domingo cerrará la primera fase frente a Letonia en Riga (18:30). Si queda primera, pasará directamente a cuartos; si no, deberá pasar el trámite de octavos.

El de Serbia será uno de los campeonatos más igualados de los últimos años. Aunque las casas de apuestas señalan a España como la favorita en esta cita, Francia lleva demasiado tiempo sin subirse a lo más alto (ha sido plata en los últimos tres campeonatos) y Bélgica es la selección de moda en este momento. Y ojo a Serbia, que juega en casa, y a Rusia, que puede haber renacido de la mano de Maria Vadeeva.

Pero el Eurobasket tendrá otro premio aparte de las medallas. No habrá billetes directos a Tokio 2020 (sólo están clasificadas Japón, como anfitriona, y EE UU, como campeona mundial), pero sí seis plazas para el Preolímpico. España defiende título y sueña con ser olímpica en un año.

El 1x1 de España en el Eurobasket

Laia Palau

El alma de esta Selección lleva 18 veranos seguidos sin faltar a su cita con España. Gran visión de juego y en el histórico de asistencias de la Liga Dia y la Euroliga femenina. Su palmarés asusta: aparte de dos Euroligas y múltiples títulos con sus clubes, ha ganado 11 medallas con la Selección, incluidos dos oros europeos. Ella decidirá cuándo se retira: por ahora, podremos seguir disfrutando de ella la próxima temporada en Girona.

Silvia Domínguez

Otra de las fijas los últimos años y en principio, la base titular de la Selección. Una jugadora muy explosiva que es santo y seña del Perfumerías Avenida, donde ganó su primera Euroliga. Fue un talismán para sus equipos: encadenó otras dos con dos clubes distintos (Ros Casares y Ekaterimburgo). Al pasado Mundial llegó algo tocada y España lo notó. Debutó en el la cita mundialista de Brasil en 2006 y ha logrado siete medallas con la Selección: el bronce europeo de 2009 y los seis metales de la era Mondelo.

Cristina Ouviña

Estuvo en el Eurobasket de Francia en 2013 (España ganó el oro), pero la irrupción de Leti Romero le dejó sin hueca en la Selección. El año pasado se coló en la lista para el Mundial y rindió a un grandísimo nivel, así que ahora repite en este Eurobasket. La maña es una base clásica, explosiva, capaz de controlar el tempo del partido y un peligro en el tiro exterior. Un gran complemento para las otras dos bases del equipo.

Marta Xargay

Una todoterreno, capaz de jugar en casi todas las posiciones. La mejor defensora de la Selección, también puede ser un desatascador ofensivo. Es difícil verla fallar un tiro libre y hace mucho daño con sus penetraciones. Además, si tiene el día, una amenaza desde 6,75. Mondelo la hizo subcampeona del mundo Sub-20 (fue la MVP del torneo), campeona de la Euroliga (Perfumerías Avenida, 2011) y el curso pasado se la llevó a Rusia para jugar en el Kursk. Importantísima.

Queralt Casas

En 2012 la FIBA la eligió como la segunda mayor promesa del baloncesto continental y un año después se estrenaba en la absoluta con el oro europeo de Lille. El próximo curso la veremos de vuelta en España (llevaba cinco temporadas entre Turquía, Francia y Hungría) con el Valencia Basket. Una jugadora descarada y rapidísima en el uno contra uno. En el Mundial de Tenerife volvió a entrar en los planes de Mondelo y no defraudó.

Anna Cruz

‘Crunchelito’ es la especialista en canastas imposibles. Metió a España en las semifinales del Eurobasket 2015 con un 2+1 ante Montenegro y gracias a otra canasta suya sobre la bocina, la Selección se coló por primera vez en las semifinales de los Juegos. Una de las dos jugadoras (la otra es Amaya Valdemoro) que ha ganado la WNBA (en 2015 con las Minnesota Lynx). Muy rápida y con buena mano desde la línea de tres puntos.

Andrea Vilaró

La escolta recibió un regalo muy especial por su 26 cumpleaños: ese mismo día Lucas Mondelo la convocó para la preparación del Eurobasket 2019. Vilaró, que ha firmado este verano por el Perfumerías Avenida, se estrenó con muy bien con España: máxima anotadora ante Letonia con 12 puntos en 15 minutos. Vilaró fue el curso pasado una de las sensaciones de la Liga Dia con el Cadí La Seu. Mucho carácter para la debutante de España en este campeonato.

María Pina

La alero del Valencia Basket debutó con la Selección en el Mundial de 2006 (tenía 19 años), pero sólo había disputado el Eurobasket de 2011 desde entonces. La baja de Alba Torrens (por lesión) y su gran temporada en la capital del Turia le han abierto las puertas de la Selección este verano. La valenciana, formada en la cantera del siglo XXI, ha jugado en media España: Estudiantes, Rivas, San José, Celta Indepo, Mann Filter, Perfumerías Avenida, Conquero y Gernika.

Tamara Abalde

De la exitosa generación del 89 (como Alba Torrens y Laura Nicholls), debutó con la Selección en los Juegos de Tokio con sólo 19 años y también estuvo en el bronce europeo al año siguiente. Aunque siempre ha estado en la órbita de la Selección, no había vuelto a meterse entre las doce hasta este Eurobasket. El pasado verano dejó Zaragoza (Mann Filter) para jugar en el recién ascendido Valencia Basket, donde le esperaba su hermano Alberto, jugador del equipo ACB. Su gran año le ha abierto las puertas de la Selección.

Laura Nicholls

Una fija con la Selección. De la generación del 89 (la misma de Tamara Abalde y Alba Torrens), debutó en el Preolímpico de Pekín en 2008 y no ha faltado a ninguna cita con España desde entonces. Su compromiso con la Selección es tal, que el año pasado se centró tanto en el Mundial de Tenerife (trabajó todo el verano y cogió seis kilos de músculo), que después se tomó unos meses sabáticos para desconectar. Puro carácter en la pintura. Ha mejorado mucho su tiro de media distancia.

Astou Ndour

La hispano-senegalesa aterrizó en Las Palmas de Gran Canaria con 14 años y anemia. En 2011 estrenó la nacionalidad española con una plata en el Mundial Sub-19, pero las puertas de la absoluta estuvieron cerradas para ella (aunque ayudó en la preparación del Mundial de 2014) hasta que Sancho Lyttle no pudo acudir al Eurobasket de 2015. Ha disputado tres campeonatos con la Selección (ese Europeo, los Juegos de Río y el Mundial de Tenerife) y en todos ha conseguido medalla. En la cita de Tenerife entró en el quinteto ideal del torneo.

Laura Gil

Una guerrera que está ampliando horizontes. Si antes sus labores eran más defensivas (un auténtico perro de presa para sus rivales), esta temporada en el Perfumerías Avenida ha demostrado que también sabe meter la bola. En 2013 ganó el oro en el Europeo Sub-20 y el Eurobasket de Francia (también Queralt Casas) y es la jugadora con mejor palmarés en categorías inferiores y absoluta: 15 medallas en total. Premio Promesa As en 2012.

Back to top