As.com

AMERICAN HORROR SPORTY

Wake me up when september ends

Wake me up when september ends

Septiembre es un mes especial y muy querido para los amantes de la NFL, ya que supone el inicio de la temporada regular tras varios meses de travesía por el desierto. Es un mes esperado, pero asumámoslo, septiembre es pretemporada parte 2. Es un mes muy propenso a sopresas y sobrerreacciones y que, en general, se corresponde poco con lo que será diciembre o enero, los meses clave, tanto en resultados como en sensaciones. Para muestra, un botón: el primer partido de los Tampa Bay Buccaneers el año pasado fue una sonada paliza en New Orleans (28 a 3). Se oyeron ya críticas a Brady, loas a Belichick y a Cam Newton... Bueno, creo que ya sabemos todos como acabó la historia. Y si no sois muy de NFL y no la seguías, ya os lo cuento yo: con Brady y sus Bucs dandole un repaso a los Chiefs de Mahomes en la Super Bowl para que el 'GOAT' consiguiese su séptimo anillo de campeón. En septiembre los equipos están todavía poco rodados, los rookies demasiado verdes, la química entre jugadores, en muchos casos, todavía desarrollándose, muchos entrenadores aun terminando de perfilar sus libretos ofensivos o defensivos y un largo etcétera.

Por eso, pese a que septiembre sea un mes especial para el deporte rey al otro lado del charco, lo bueno de los deportes USA comienza ya en octubre. En la NFL porque ya comienza a asentarse la cosa. Pero es que además es el mes en el que comienzan tanto NBA como NHL y, sobre todo, el mes de los playoffs de la MLB, las Ligas Mayores de Béisbol. Además, el único mes en el que coinciden los 4 Grandes. Y no solo eso, porque a los cuatro grandes deportes masculinos se unen las dos principales ligas femeninas, la WNBA de baloncesto y la NWSL de fútbol. La primera entrará en octubre con sus semifinales y la gran final, y la segunda con el final de la liga regular y sus eliminatorias por el título. Por cierto, mis dos equipos en sendas competiciones, las Chicago Sky de basket y las Chicago Red Stars de soccer, se han clasificado para semifinales las primeras y van cuartas (se clasifican seis) las segundas. Un poco de consuelo viendo el triste devenir de mis amados Bears.

Así que, por mucho que adore septiembre y el inicio de la NFL, lo bueno de verdad empieza en octubre. Como cantaban los californianos Green Day, 'wake me up when septembre ends' (despiértame cuando acabe septiembre). Que llegue ya octubre con su fresquito, sus hojas cayendo de los árboles, sus tonos tierra y, sobre todo, su NFL, su NBA, su NHL, sus playoffs de la MLB, WNBA y NWSL. Y a verlo todo en casita calentito. Lo dicho, a mí despertadme cuando acabe septiembre.