AS PARA... MITSUBISHI

Mitsubishi Outlander PHEV: por qué un híbrido enchufable es hoy la mejor opción

Mitsubishi Outlander PHEV, que llegó al mercado en 2013, se ha convertido en el SUV híbrido enchufable más vendido del mundo. Ahora se pone al día con numerosas mejoras y en As te mostramos cuáles son.

La nueva movilidad apunta a la electrificación de los vehículos, es una realidad que ya muy pocos se atreven a cuestionar. Las marcas ofrecen cada día más opciones entre las que elegir, en un proceso que se intensificará de forma significativa durante los próximos años. Ya hoy existen diferentes propuestas, suficientes para generar dudas e incluso cierta confusión entre los usuarios. Sin embargo, son los híbridos enchufables los que parecen contar con las mayores ventajas al combinar lo mejor de dos mundos y superarlo en muchos aspectos.

Es el caso del nuevo Mitsubishi Outlander PHEV, que llegó al mercado en 2013 y se ha convertido en el SUV híbrido enchufable más vendido del mundo, con unas matriculaciones globales superiores a las 150.000 unidades. Ahora se pone al día con numerosas mejoras, reforzando las características que hacen imbatible esta tecnología por su eficiencia, polivalencia y sencillez de utilización. El Outlander PHEV es un coche capaz de satisfacer sin limitaciones las exigencias de movilidad de un gran número de automovilistas.

Junto con los modelos 100% eléctricos, sólo los híbridos enchufables cuentan con la etiqueta 0 que concede la Dirección General de Tráfico. A diferencia de los híbridos convencionales, es así gracias a una autonomía completamente eléctrica de 54 kilómetros (la legislación exige un mínimo de 40), una distancia suficiente para que muchos usuarios puedan cubrir sus necesidades de movilidad cotidianas sin apenas recurrir al nuevo motor de combustión del Outlander PHEV.

Así, en el día a día y a efectos prácticos tiene la misma funcionalidad de un eléctrico puro, evita las visitas a la gasolinera y en todo caso sus consumos son realmente mínimos en tales circunstancias: 1,8 litros a los 100 kilómetros (en los 100 primeros recorridos). Con unas emisiones de CO2 de 40 g/km, no sólo está exento del pago del impuesto de matriculación sino que además se beneficia de importantes descuentos en las tasas de circulación de muchos municipios.

El ahorro con el nuevo Mitsubishi Outlander PHEV va más allá, con su etiquetado 0 emisiones disfruta de bonificaciones en algunas las autopistas de peaje. Otro aspecto clave en las ciudades que cuentan con regulación del aparcamiento es la gratuidad del mismo en la vía pública, tanto en zonas azules como verdes y sin limitación de tiempo. Tampoco hay que olvidar que tiene autorización para circular libremente por los carriles de alta ocupación (BUS-VAO) de acceso a algunas grandes ciudades y, por supuesto, permitida la entrada a las zonas restringidas en los episodios de alta contaminación.

Con el nuevo Mitsubishi Outlander PHEV se contribuye a la protección del medio ambiente y se ahorra dinero, todo ello de forma sencilla y sin las limitaciones de los automóviles 100% eléctricos. Su conducción es tan simple como la de cualquier otro automóvil automático, sin que su avanzada tecnología híbrida enchufable suponga ningún tipo de condicionante de utilización. Además, sus baterías de nueve celdas y 13,8 kWh se recargan en cualquier toma de corriente doméstica en apenas cinco horas.

A diferencia de una alternativa completamente eléctrica, el conductor tiene garantizada la movilidad en cualquier circunstancia por su motor de gasolina, evitándose así la angustia que la dependencia absoluta de las baterías genera en los usuarios de este tipo de vehículos. El nuevo Mitsubishi Outlander PHEV es una opción ecológica imbatible en ciudad, mientras que en carretera, en largas distancias e incluso fuera de ella (por su carácter SUV y su tracción a las cuatro ruedas) revela todo el carácter de un propulsor de 230 CV.

 

 

0 Comentarios

Normas Mostrar