presentado por
Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

Fútbol

Niño invidente triunfa como comentarista deportivo

Pere Ribes se ha convertido en una pieza fundamental en las retransmisiones de la Unió Esportiva Olot.

Pere tiene 11 años y es un gran comentarista de fútbol, a pesar de no ver los partidos. Es invidente de nacimiento, pero él ve con el corazón y en la radio de su pueblo, Olot, es el mejor para hablar con pasión de lo que más le gusta, el deporte. Ahora su voz es los ojos de miles de aficionados de la Unión Deportiva Olot. A través de las ondas, comenta los partidos. Su secreto: la escucha. Con su respuesta a una pregunta en plena retransmisión, el niño dejó sorprendido al periodista que narra los partidos del Olot; tanto que le pidió que le acompañara en las locuciones, solo de oyente, hasta que un día le dio la oportunidad de comentar un partido. Al periodista le gustó tanto que ahora Pere es una pieza fundamental en las retransmisiones.

0 Comentarios

Normas Mostrar

Te puede interesar