REAL MADRID

Él es Felipe Monteiro: el central que está de moda en Portugal

El central del Oporto se distingue como un jugador expeditivo al corte, con un gran juego aéreo y buen desplazamiento de balón. Un defensa completo.

En Portugal ya lo veían venir.

Después de una temporada extraordinaria en su primer año en Europa, que despertó el interés de grandes de España e Italia, los seguidores del Oporto tenían claro que sería muy difícil impedir la salida de una de sus nuevas y más queridas estrellas.

Felipe (São Paulo, 1989) llegó al Oporto hace menos de nueve meses procedente del Corinthians, entonces dirigido por el actual seleccionador brasileño, Tite. Allá se había confirmado como un líder la defensa del Timão y uno de los mejores centrales del país.

Famoso por su impulsión y velocidad, Felipe era prácticamente desconocido en Europa cuando llegó a Portugal. Y su comienzo no fue de los mejores: marcó dos goles en propia puerta, contra el PSV en pretemporada y contra el Roma, en el partido de ida de la previa de la Champions, lo que causó mucha preocupación en parte de la hinchada del Dragão, que cuestionó el fichaje y pidió su suplencia.

Pero Felipe logró la redención en la vuelta, cuando marcó uno de los goles de la victoria y clasificación del Oporto y fue uno de los mejores del equipo en plena capital italiana.

De estar en duda a titular indiscutible

De estar en duda a titular absoluto y uno de los líderes del vestuario. La ascensión de Felipe fue meteórica. Nuno Espírito Santo tiene en él a uno de sus hombres de confianza y en Portugal le ven como uno de los mejores centrales que ha pasado por la Liga NOS en los últimos años.

Hablan de su liderazgo, madurez y compromiso en los entrenamientos. Mismas características que en su día conquistaron a Tite en el Corinthians, que le promovió al equipo titular en 2015 por encima del que era el fichaje estrella del club, el veterano Edu Dracena.

Meses después fue convocado por Dunga para la selección brasileña para sustituir al sancionado David Luiz, en Asunción, ante Paraguay.

Con Miranda, Thiago Silva, Marquinhos o David Luiz, la defensa es una de las posiciones en las que Tite cuenta con más opciones. Pero el seleccionador nunca escondió su admiración por Felipe y envió el mes pasado al director técnico de la canarinha y su mano derecha, Edu Gaspar, para observarle desde la grada en el clásico contra el Sporting, que el Oporto venció 2-1.

Felipe sólo se quedará una temporada en el Oporto. Estuvo a punto de no estar ni media, ya que el Inter de Milán llegó a hacer una oferta por él en el mercado de invierno. Llegará al Real Madrid con 28 años y con la sensación de que está a punto de alcanzar la madurez como futbolista.

0 Comentarios

Normas Mostrar