BARCELONA - ATLÉTICO

El piscinazo más ridículo de Luis Enrique fue contra el Atleti

En un partido de la 96/97 el actual técnico culé simuló de manera desastrosa ser objeto de penalti por Pablo Alfaro. El árbitro no picó y le enseñó amarilla.