MOMENTAZOS DEL MUNDIAL

¿Fue envenenado Branco en el Brasil-Argentina de Italia 90?

Unas botellas verdes generaron la sospecha. Branco bebió de ellas y pudo ser narcotizado. Maradona lo confirmó años después. Juzguen ustedes.

Un Brasil-Argentina es algo diferente a todo. Así lo entienden, al menos, en Sudamérica. Una rivalidad mayúscula, un pulso titánico. Miles de anécdotas alrededor de un duelo que desata pasiones desmedidas. Un suceso emerge por encima del resto. Una historia siniestra acompaña el paso del Mundial de Italia de 1990
Los octavos de final reunieron a ambas selecciones en un encuentro a vida o muerte. Sin exagerar. Todo por unas botellas de color verde que aparecieron por primera vez al filo del primer tiempo. Ricardo Rocha cometió una falta sobre el argentino Troglio, que tuvo que ser atendido por las asistencias médicas. El masajista Galíndez salió raudo transportando consigo las famosas botellas. Branco, lateral brasileño, pidió el bidón y bebió de él. Monzón, defensa argentino, fue avisado por los asistentes de la albiceleste para que no lo hiciese. Pocos minutos después, Branco advirtió que los futbolistas argentinos se refrescaban con un botella de apariencia transparente. Sospechó que podía haber sido envenenado.
El escándalo se desató. Branco acusó a Argentina de haberle narcotizado. Carlos Bilardo, seleccionador de la albiceleste, rechazó tal imputación. Brasil siempre desconfió del afán competitivo del técnico argentino y su recelo adoptó forma cuando Maradona confirmó las sospechas de Branco. “Alguien picó (lanzó) un Rophynol (sedante siquiátrico) y se pudrió todo. Estaban todos y venían a tomar los buenos de ellos. Branco se la tomó toda. Después tiraba los tiros libres y se caía”, aseguró el astro argentino en un programa de televisión argentino, en 2004, ante las carcajadas de los contertulios presentes.
La FIFA, a pesar de la petición de la Confederación Brasileña de Fútbol, no inició nunca una investigación. No se pudo probar que Branco fuera envenenado. La duda quedó ahí. AStv rememora aquel acontecimiento marcado en rojo en la historia de los Mundiales. Ustedes mismos pueden juzgar las imágenes con el relato de Maradona de fondo.
 

Comentarios

Comentarios no disponibles