Isco, Zidane y la elegancia del cisne blanco

Imaginan el fútbol de manera diferente al resto. Por eso Zizou no quita ojo al malagueño en cada entreno. Sus ruletas, sus controles, la manera de pisar el balón, todo en ellos desprede elegancia. Son los dos últimos cisnes blancos.