Zidane también es humano

Hasta a los más grandes de la historia les puede pasar. El francés besó el suelo en un partidillo con niños y fue el primero en reírse de su inusual movimiento.