La ansiedad atenazó a Kiko Femenía

Kiko Femenía tuvo un debut complicado en Primera. Entró en el minuto 60 y tras errar tres balones consecutivos, el joven se vino abajo. Incluso le cuesta respirar pero Rufete se convierte en su mejor apoyo moral.