INGLATERRA

Un ex del West Ham, involucrado en la venta de un jarrón de 2,3 millones de euros robado en Suiza

Kaine Wright, de 26 años, fue detenido junto a otras dos personas en una operación policial por tratar de vender un jarrón antiguo robado de un museo.

Actualizado a
Un ex del West Ham, involucrado en la venta de un jarrón de 2,3 millones de euros robado en Suiza

El exfutbolista del West Ham Kaine Wright habría tratado de de vender supuestamente un jarrón antiguo valorado en más de 2,3 millones de euros que había sido robado de un museo en Suiza. El exjugador, que actualmente tiene 26 años y se crio en la periferia de Londres, fue detenido en una operación policial junto a sus cómplices Leslie Nkhwa, de 47 años, y David Lamming, de 31. La preciada joya, que data del siglo XV, había sido robada en el Musee des Arts d’Extrême-Orient de Ginebra en junio de 2019.

El tribunal de Southwark Crown Court que lleva el caso escuchó esta semana que los tres imputados habrían intentado vender el jarrón por 1,16 millones de euros, pero poco después bajaron el precio a 520.000 euros siempre y cuando fuera en efectivo, según The Sun. El 30 de julio, más de un año después del robo, saltaron todas las alarmas cuando un hombre envió un correo electrónico a una casa de subastas de Hong Kong para pedir una valoración de la joya que supuestamente acababa de adquirir.

Se hacía llamar señor Steel, pero los miembros del jurado escucharon después que el vendedor fue identificado como Lamming y que las fotos que incluyó del artículo se correspondían con el jarrón robado en Suiza. En otro correo a Art Loss Register aseguraba que estaba en contacto con alguien tenía un jarrón que había sido robado en Suiza, lo que provocó que la policía lanzara una operación con un agente encubierto. En septiembre de 2020 hay una conversación de WhatsApp entre Kaine Wright y Nkhwa en la que hablan sobre el jarrón y los investigadores tienen constancia de varios encuentros en exclusivos lugares en Mayfair.

En octubre de 2020, tras una reunión en el Hotel Marriott entre Nkhwa y el agente encubierto, un equipo de agentes acudió a casa del presunto delincuente y lo detuvieron. En su casa tenía un libro sobre antigüedades de la dinastía Ming, pero en todo momento defendió que “no tenía ni idea de que el jarrón era robado”, tampoco de su valor ni de su procedencia. Ese día junto a él había estado Wright, que acepta que hizo el traslado desde la casa de Nkhwa hasta el centro de Londres. Fue detenido poco después que su supuesto socio.

Según el exjugador de las categorías inferiores de West Ham y Brentford, que tiempo después siguió jugando al fútbol en Estados Unidos, mantenía una relación “normal y amistosa” con Nkhwa y que fue este el que le pidió si podía ayudarle a vender un jarrón precioso. “Le dije que no. La mayoría de mis amigos son deportistas, juegan en Inglaterra. Nadie sabe qué hacer con un jarrón. Le sugerí que lo pusiera a la vente en Internet. Creo que fue en nombre de otra persona”. El juicio continúa su curso.

En mayo fue acusado de participar en un atraco a una joyería

El caso del jarrón no es el único que ha protagonizo Kaine Wright en Reino Unido. El pasado mes de mayo Mirror desvelaba en exclusiva que el futbolista estaba acusado de participar supuestamente en un atraco de 870.000 euros a una joyería de Japón. Tal y como publicó el medio, las autoridades japonesas acusaban a Wright de participar junto a dos cómplices en un violento robo en una sucursal de Harry Winston en Tokio en noviembre de 2015.