FAMOSOS

Qué fue de Meg Ryan: la novia de América que cayó en desgracia por un desnudo

La actriz norteamericana dominó durante años la taquilla principalmente por sus comedias románticas, pero decidió cambiar de registro y cayó en desgracia.

Actualizado a
Meg Ryan en 'Cuando Harry encontró a Sally'.

Durante dos décadas, Hollywood asistió al imparable ascenso de una actriz de rostro angelical que se hizo dueña de las taquillas a ritmo de comedia romántica. Billy Cristal, Tom Hanks, Andy García… cambiaba el compañero de baile pero Meg Ryan (60) era el ingrediente indispensable del éxito de cintas como Cuando Harry conoció a Sally (1988), El genio del amor (1994), Cuando un hombre ama a una mujer (1994), French Kiss (1995), Adictos al amor (1997) o City of Angels (1998) por nombrar alguna de ellas.

Cierto es que no todas las cintas que interpretaba estaban tan edulcoradas como las mencionadas con anterioridad porque en su filmografía también figuran títulos como Top Gun (1986) o The Doors (1991), pero es cierto que Ryan corría el riesgo del encasillamiento y decidió arriesgarse. Para ello, se alío con Jane Campion (El piano, El poder del perro) para protagonizar un thriller psicológico y erótico para el que la sociedad estadounidense, la de la doble moral, la que la había encumbrado, no estaba preparada.

Sus escenas de sexo y sus desnudos, a pesar de no suponer algo inédito, no fueron bien recibidos y algo se rompió. Tampoco le benefició que coincidiera más o menos en el tiempo con el hecho de mantener un affaire con Russell Crowe, que supuso a el fin de su matrimonio con Dennis Quaid. Daba igual que Quaid tuviera un historial de infidelidades y adicciones para escandalizar al más puritano, Meg Ryan le había puesto los cuernos y ese fue el poso que quedó.

En carne viva- así se llamaba la película por la que cayó en desgracia- fue un antes y un después en mi carrera. La reacción fue cruel”, confesó la actriz en una entrevista con The New York Times en 2019. Y no le faltaba razón. Antes de esa película, en la que participaba Mark Ruffalo, la actriz había trabajado en una treintena de proyectos. Desde entonces, tan solo en apenas diez.

Meg Ryan durante los premios Tony, que se celebran en Nueva York.
Ampliar
Meg Ryan durante los premios Tony, que se celebran en Nueva York.LUCAS JACKSONREUTERS

El escarnio público fue insoportable y Meg Ryan pasó de ser la novia de América a la lista negra de la industria porque el público había renegado de ella. Mejor dicho, le habían hecho renegar de ella gracias a una campaña hostigadora que se llevó por delante a una persona cuyo único pecado fue tomar sus propias decisiones. Artísticas y personales. Pero era una mujer.

No puede decirse tampoco que Meg Ryan desapareciera totalmente del mapa tras aquello, pero nunca recuperó su estatus de estrella. Su último trabajo data de 2018 y en la actualidad está más centrada en disfrutar del éxito de su hijo Jack Quaid (The Boys) que en buscar el suyo propio. Ese tiempo, para bien o para mal, ya pasó.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?