GASTRONOMÍA

¿Por qué unos pimientos de Padrón pican y otros no y cómo se pueden diferenciar?

Este alimento, tan típico de Galicia, puede llegar a ser realmente picante, pero solo en algunos casos.

Actualizado a
Los pimientos de Padrón pueden llegar a ser muy picantes.

España es un país en el que la gastronomía ocupa un lugar fundamental. Nuestro país tiene una de las mejores cocinas del mundo, y una gran variedad de platos que hacen las delicias de los comensales. Una de las zonas en las que este campo tiene un gran peso es Galicia. Mariscos, pescados… Hay mucha calidad y cantidad en los alimentos oriundos de la zona.

Sin embargo, hay uno que destaca por encima de los demás, y que está extendido por todos los lugares de la Península. Se trata de los llamados pimientos de Padrón. Este alimento es uno de los más característicos de la zona, y puede llegar a ser muy picante. De hecho, existe una frase popular al respecto: “Como los pimientos de Padrón, unos pican y otros no”.

Precisamente, sobre este dicho, surgen varias preguntas: ¿Por qué hay pimientos que pican y otros no? ¿Cómo se pueden diferenciar? Aquí se encuentran las respuestas a estas cuestiones.

¿Cuáles son las características de los pimientos de Padrón?

  • El pequeño tamaño con el que cuentan (entre 5 y 10 centímetros)
  • La forma alargada
  • El color verde
  • Un sabor realmente intenso

¿Por qué unos pimientos de Padrón pican y otros no?

El motivo del picor de estos pimientos se encuentra en una sustancia muy concreta: Capsicina. Este compuesto es creado por la propia planta, y se debe a un único motivo: la supervivencia. Este ser vivo crea el compuesto para evitar que los animales se coman los frutos que producen, y por tanto, acaben con las semillas que se generan.

Es por esto por lo que, cuanto menos agua reciben y más tiempo de sol obtienen, más picantes son estas plantas.

¿Cómo se puede diferenciar el pimiento de Padrón del que no?

Otra de las cuestiones más repetidas en torno a estos alimentos tiene que ver con el conocimiento. El saber diferenciar cuál pica del que no puede ser fundamental para no pasar un mal rato debido a los pimientos de Padrón. Para ello, tenemos que fijarnos, entre otros factores, en el color, tamaño, gusto u olfato.

Las razones para poder diferenciar estos elementos son los siguientes:

  • La altura de los pimientos, ya que los de mayor tamaño tienen más probabilidades de ser picantes
  • El color, sobre todo si es mate, antes de que se pongan en una sartén a freír
  • Los pimientos puntiagudos
  • Los que cuentan con una menor cantidad de sal gorda adherida

Por otra parte, también se puede comprobar probando el pimiento. Puede llegar a ser recomendable morder la punta en primer lugar. Si pica, nunca hay que tomar agua, ya que este líquido puede extender el picante por nuestra lengua, por lo que es mejor tomar una miga de pan, que tiene la función de absorción del picante.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?