Un nuevo estudio elaborado por científicos españoles ha revelado que el ser humano es violento por la naturaleza de su pasado evolutivo y que es mitigada por la cultura y organización social.

Un equipo de científicos españoles ha concluido que la agresividad tiene su origen en la evolución pero que es mitigada por la cultura y la organización social.

Silvia Montes