TELEVISIÓN

Miguel Gálvez, el sustituto de Marron en ‘El Hormiguero’

El colaborador habitual se ha ausentado para dar la bienvenida a su primer hijo, y Pablo Motos ha presentado al nuevo miembro del equipo.

Actualizado a
Miguel Gálvez, el nuevo colaborador de ‘El Hormiguero’ en sustitución de Marron. Fuente: Atresmedia.

Este martes se ha emitido una nueva entrega de ‘El Hormiguero’. Un programa en el que Pablo Motos ha tenido como invitada a Lorena Castell, quien ha hablado de su espectáculo de ‘Bingo para Señoras’ en Madrid, donde mezcla el bingo, baile y números musicales; de sus tatuajes; y de que se comunica con su abuela fallecida mediante luces.

Ahora bien, no todo el protagonismo de la noche fue a parar a la también colaboradora de ‘Zapeando’, sino que el programa tuvo también un estreno muy especial, el de Miguel Gálvez, quien llega para sustituir a Marron mientras éste estrena paternidad junto a su pareja, Arancha Morales.

Una feliz noticia que ha hecho que ‘El Hormiguero’ tuviera que moverse con rapidez, y es que “a las 13:00 horas ha llamado diciendo que su chica estaba de parto”, tal y como ha admitido Pablo Motos, mientras anunciaba la incorporación de Gálvez: “Para sustituirlo, durante su baja de maternidad, hemos elegido al científico Gálvez, el que se pone más nervioso del mundo”.

Debutando en la televisión como científico

Y es que el nuevo colaborador ha empezado confirmando su nerviosismo en pleno directo: “Del 1 al 10, tengo 15 de nervios”, para después contar más detalles de su vida: “Soy ingeniero técnico de telecomunicaciones, aunque no lo parezca. Me ha escrito Marron que estaban en el hospital, y me ha dicho: ‘Calienta, que sales’. Y desde las 13:00 hasta ahora he cagado cuatro veces ya”.

Miguel, visiblemente nervioso, se ganó el cariño del público desde muy pronto: “Estoy nervioso, pero con el aplauso del público se me pasa”, dijo, mientras provocaba que los espectadores presentes en el plató se arrancaran a aplaudirle.

Sobre su primer programa, el científico ha apostado por hacer dos experimentos muy diferentes. El primero ha sido una prueba oftalmológica, en la que mostraban qué ocurría cuando una persona se echa colirio en los ojos, llegando a la conclusión de que “solo entra una gota y sobra...”. Mientras, el segundo ha consistido en crear unos cohetes con garrafas llenas con metanol.

Unas pruebas que han dejado satisfecho a Pablo Motos, quien le ha dado una valoración muy positiva en su primera aparición en el plató de ‘El Hormiguero’: “Muy bien Gálvez, gracias. Vas a repetir otro día”.