CONCIERTOS

¿Cuánto cobran los cantantes por actuar en las fiestas municipales?

Después de dos años sin fiestas populares por la pandemia, algunos ayuntamientos han tirado la casa por la ventana para contentar a sus vecinos.

Actualizado a
Ana Mena.

Las fiestas populares han regresado a los municipios españoles en este 2022 tras dos años de suspensión a causa de la pandemia del coronavirus. Con la vuelta de estos eventos a las calles, el sector de la música en directo también se ha reactivado. Así, las orquestas, charangas y conciertos han podido ir celebrándose en otros ámbitos alejados de las masividades de los edificios deportivos y de los grandes recintos.

Una información procedente de la Plataforma de Contratación del Estado y plasmada por el medio Vozpópuli recoge los cachés de los grandes artistas de la música hispana para dar sus conciertos en los pueblos de la geografía española.

Pero antes de entrar en números cabe resaltar las curiosas condiciones y explicaciones que ponen algunos consistorios a la hora de firmar los contratos con los artistas. Por ejemplo, en Marchena (Sevilla), eran condiciones imprescindibles que Mago de Oz y Camela interpretasen una serie de canciones concretas. Por otro lado, el ayuntamiento de Almoradí (Alicante) se sintió en la obligación de justificar la necesidad de los gastos. “Es necesario que los espectáculos musicales sean de cierta envergadura para el disfrute y ocio del gran número de asistentes”, explican.

De Pastora Soler a las Nancys Rubias, pasando por Bertín Osborne

En el precio que cobran los artistas pueden influir diversos factores como el aforo, la cantidad de habitantes que haya en el municipio, la duración del concierto, la fecha o la gratuidad de las entradas, entre otros. Este es el motivo por el que un concierto del mismo artista puede variar en su precio entre un municipio u otro.

Estimando la duración de los conciertos alrededor de la hora y media podemos empezar a hablar de números. Por arriba destaca, sin duda, Pastora Soler, con un caché de 99.220 euros en Dos Hermanas (Sevilla) en un concierto que, además, es el único no gratuito de los que vamos a citar. No muy lejos de allí, a apenas 45 minutos en coche, Marchena invertirá 73.848 euros sin contar el IVA para recibir a Mago de Oz y Camela.

54.450 euros se gastará Peñaranda de Bracamonte (Salamanca) para que sus 6.308 vecinos y los que quieran acercarse allí puedan disfrutar de Rozalén, que tendrá el mismo caché que Niña Pastori en Trujillo (Cáceres). Algo menos, 48.400 euros, costará que Taburete toque en Yecla (Murcia). Un precio similar, 47.190, le costará Loquillo al mismo municipio murciano.

En un escalafón similar están Ana Mena y Bertín Osborne. La malagueña cantará durante 75 minutos en Paterna (Valencia), mientras que el presentador de televisión hará lo propio en Almoradí por 42.350 y 40.535 euros, respectivamente. En Huércal (Almería), llevar a Carlos Baute valió 38.000 euros. 35.000 euros más transporte, alojamiento y otros gastos le costará a Trillo (Guadalajara) escuchar en directo Lágrimas de amor.

El precio baja considerablemente para ver a Ana Mena en Tres Cantos (Madrid), 29.040 euros. Los conciertos más baratos de los mencionados en el citado medio serán los de Antonio Carmona, 24.200 euros en Almazán (Soria); Fórmula V, 20.570 en Paterna; y Nancys Rubias, que solo le costarán al ayuntamiento de Rubí (Barcelona) 18.000 euros.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?