FAMOSOS

Las explicaciones de Juan Ortega a su entorno tras dar plantón a su novia en el altar

‘Vanitatis’ recoge los testimonios de las personas más cercanas al torero, que asegura no tener intención de dar declaraciones públicamente.

Actualizado a
Carmen, la cardióloga que se iba a casar con el torero Juan Ortega y que acabó plantada en el altar

Ya hace una semana desde que el torero, Juan Ortega, dejase plantada en el altar a su novia a tan solo unas horas de casarse. El diestro, que incluso había llegado a celebrar la preboda el día anterior en un evento en el que todas las partes implicadas parecían asumir con felicidad el porvenir tras el enlace, alegó dudas sobre sus sentimientos antes de suspender la boda.

Con el paso de los días se ha ido conociendo que la relación de Ortega con la familia de su entonces prometida, Carmen Otte Alba, no era nada buena. Además, Pilar Vidal puso sobre la mesa la existencia de una supuesta llamada a su cura de confianza, quien supuestamente habría sido la persona que le habría recomendado no dar el paso. Sin embargo, el propio sacerdote desmintió esta versión en una breve intervención en el programa ‘Y ahora Sonsoles’.

Mientras que Juan Ortega permanece en silencio ajeno al revuelo social formado a su alrededor, su entorno ha dado varios testimonios recogidos por ‘Vanitatis’. Sorprendidos, como los aproximadamente 500 invitados que iban a acudir al festín, los citados reparan en la “naturalidad” con la que Ortega les despidió en la preboda.

Cuando estuvimos con Juan el viernes antes de su boda, a todos nos despedía diciendo: ‘Mañana nos vemos’. Y lo hacía con naturalidad. Una persona como el sería incapaz de decirlo si hubiera tenido otra cosa en la cabeza”, expone gente cercana con la que el torero ya se ha puesto en contacto telefónicamente. Su estado de ánimo actual apunta hacia la seguridad por el paso no dado. “Está serio, triste pero tranquilo, se le ve seguro”.

El siguiente paso

Aunque al parecer, Ortega lamenta cómo se han dado los acontecimientos, su entorno comenta que “las cosas entre la pareja no iban bien”. Sea como fuere, Ortega no parece estar dispuesto a explicarlo en primera persona y desea que la explosión mediática de su ‘no boda’ finalice más pronto que tarde. “No lo he hecho bien, pero esto no iba bien desde hace tiempo. Ni voy a dar un comunicado ni voy a dar explicaciones. No haré nada, esto ya pasará, mañana habrá otra noticia nueva y se olvidarán”, zanja.

Según ‘Semana’, la familia de la novia se negó en rotundo a hacer frente al pago de los gastos derivados de la ceremonia. En este sentido, el último movimiento del torero ha sido devolver los regalos a los invitados y abonar desde el viaje de novios hasta el catering que iban a degustar todos los presentes en la boda.

Normas